Euroganadería
Está viendo:

'El principal reto que tiene por delante el sector de alimentación animal es ser capaz de conectar con la sociedad'

MG

Los días 8 y 9 de junio se celebrarán en Córdoba conjuntamente el V Congreso de Alimentación Animal y el XXVIII Congreso de FEFAC, organizados por la Asociación de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales de Andalucía (AFACA) y la Federación Europea de Fabricantes (FEFAC). Euroganadería repetirá como media partner de este encuentro,  que se celebrará bajo el lema ‘Juntos afrontando el futuro. Liberando el potencial de la alimentación animal’ y que contará con la presencia del comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, y la ministra García Tejerina. El presidente de AFACA, Miguel Cabrera, nos da las claves de esta edición y repasa la situación actual del sector de la alimentación animal:

Manel González.- ¿Cuáles serán los temas principales en los que se centrará esta edición del Congreso?

Miguel Cabrera.- En primer lugar tengo que decir que estamos encantados de haber tenido la oportunidad de poder celebrar esta quinta edición del Congreso, que además este año tiene una perspectiva internacional ya que coincide con el XXVIII Congreso de FEFAC. Para preparar el programa hemos tenido en cuenta todos aquellos temas que están más de actualidad y que más preocupan a los productores, como son los retos de la alimentación animal tras la reforma de la PAC 2020, el papel de los diferentes actores de la alimentación animal en la prevención de la aparición de resistencias microbianas y el uso responsable de antimicrobianos, la importancia de la comunicación y las redes sociales aplicada a nuestro sector y, finalmente, la economía circular y estrategias medioambientales aplicadas a la alimentación y la producción ganadera.

M. G.- La representación institucional será uno de los puntos fuertes de esta edición. ¿Qué supone para el sector la presencia de la ministra García Tejerina y el comisario de Agricultura Phil Hogan, entre otros?

M. C.- Evidentemente, la presencia de la ministra García Tejerina, la del ministro portugués de Agricultura, Bosques y Desarrollo Rural, Capoulas Santos, así como la del comisario europeo Hogan suponen un salto en la importancia de nuestro Congreso. El compartir la organización con FEFAC, con la dimensión internacional que ello nos aporta, se ha traducido en la presencia de estas altas autoridades en el Congreso. En mi opinión, esto es un punto fuerte y refuerza al sector productor de piensos en España y Portugal. No quiero olvidarme de agradecer el grandísimo honor que supuso para nosotros la aceptación por parte de Su Majestad el Rey D. Felipe VI de la presidencia del comité de honor.

M. G.- ¿Qué tipo de asistente esperan en el Congreso? ¿A qué perfiles está dirigido?

M. C.- Como en los cuatro Congresos anteriores, a los profesionales del sector ganadero; personas que trabajan en empresas relacionadas con la alimentación animal, proveedores de las mismas, asociaciones ganaderas y personal de la Administración. La gran diferencia con respecto a otras ediciones será el ámbito europeo del Congreso.

M. G. ¿Cómo cree que ha evolucionado el sector español de la alimentación animal en los últimos años? ¿En qué situación se encuentra ahora?

M. C.- El sector español de alimentación animal goza de buena salud. España es el segundo productor de piensos de la UE, solo por detrás de Alemania, con una producción superior a los treinta millones de toneladas anuales. Según mi visión, el sector de la alimentación animal en los últimos años ha evolucionado mucho por dos motivos principalmente: en primer lugar, la crisis, que provocó cambios en los comportamientos de producción, y en segundo lugar, la sociedad, que cambia sus requerimientos y demandas a las que, por supuesto, nos tenemos que adaptar. Por ejemplo, cooperativas de pequeño tamaño se han agrupado en otras de mayor tamaño, concentrando de esta forma la oferta, lo que les ha permitido negociar desde una mejor posición con la gran distribución; y en cuanto a fabricantes privados ha habido varios movimientos de compra y venta de grandes grupos y desaparición de algunos pequeños fabricantes. También han aparecido con fuerza algunos fabricantes para autoconsumo.

M. G.- ¿Y el andaluz? ¿Qué peso tiene dentro del total nacional?

M. C.- El mercado de Andalucía no es diferente de lo que sucede en el resto de España. Aquí se pueden describir las mismas circunstancias que en otras comunidades autónomas. Está entre las mayores productoras de piensos en España, con unos tres millones de toneladas de producción anual, lo que supone alrededor de un diez por ciento de la producción nacional.

M. G.- Comentaba antes que uno de los temas centrales será el problema de las resistencias antimicrobianas. ¿Consideran la lucha contra ellas como el principal reto del sector hoy en día?

M. C.- Junto con la búsqueda de la rentabilidad y la sostenibilidad de los productores, creo que es el otro punto importante al que nos enfrentamos en el futuro más cercano. Estamos totalmente alineados con el concepto One Health y quiero destacar, sobre todo, que las empresas relacionadas con la alimentación animal trabajan con total respeto a la legislación y con un celo profesional máximo, con control por parte de los veterinarios de nuestra industria para asegurar el uso responsable de antimicrobianos. A esto hay que añadir la fuerte implicación de las administraciones, tanto la nacional como las autonómicas, y la colaboración que siempre nos han ofrecido. Por tanto, los productos de los ganaderos españoles están garantizados para los consumidores. Asimismo, y por lo que respecta a nuestro sector, estamos trabajando para fomentar las buenas prácticas ganaderas y trabajar para preservar el ‘milagro de los antibióticos’ para los seres humanos.

M. G.- ¿Comunica mal el sector de la alimentación animal?

M. C.- Más bien diría que no comunica, no que lo haga mal. Creo que ha existido siempre cierto pudor a la hora de hacerlo, por tener las sensación de estar en el punto de mira de la prensa y siempre relacionados con la posibilidad de escándalos alimentarios. Esto es una lástima, porque si algo identifica a nuestro sector es precisamente lo contrario. La industria que interviene en la alimentación animal se ha caracterizado por hacer las cosas muy bien a lo largo de muchos años. Sin embargo, hay una gran cantidad de prejuicios que cuestionan nuestra forma de hacer las cosas y que todo el mundo da por ciertos, cuando realmente no lo son.

La forma de comunicar está cambiando y, por ejemplo, las redes sociales hacen que la información se transmita a tiempo real. Nuestro sector tiene la obligación de estar donde la gente habla, estar al tanto de sus inquietudes y empezar a comunicar lo mucho y lo bueno que hace.

M. G.- ¿Qué otros retos le deparan al sector los próximos meses?

M. C.- Desde mi punto de vista, el principal reto que tenemos por delante es ser capaces de conectar con la sociedad. En palabras de la ONU, en el año 2050 seremos 9.000 millones de personas en el mundo y tenemos que hacerles saber lo importante que es el sector de la alimentación animal para conseguir cubrir esta necesidad. Hemos de comunicar a la sociedad que hacemos las cosas muy bien y que somos los primeros interesados en contribuir a tener una sociedad sana y bien alimentada, siempre de forma sostenible. Mal negocio el nuestro si no tenemos a nadie a quien proporcionar nuestros productos.

<< volver

youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia