Euroganadería
Está viendo:

El Mapama fija en 4.950 hectáreas las nuevas plantaciones de viñedo

firma
vino

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha fijado en 4.950 hectáreas la superficie que se podrá autorizar para las solicitudes de nuevas plantaciones de viñedo en 2018, a nivel nacional, según la resolución de la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios publicada hoy en el BOE. Esta superficie representa el 0,52% de la superficie actualmente plantada de viñedo, lo que supone mantener el mismo ritmo de crecimiento que en la campaña pasada.

La resolución también establece las denominaciones de origen protegidas supra-autonómicas donde se podrán aplicar limitaciones a las nuevas plantaciones y restricciones a las solicitudes de autorizaciones de replantación y de conversión de derechos de replantación.

Asimismo, esta norma publica la puntuación asignada por las comunidades autónomas a cada tipo de explotación del criterio de prioridad relativo al titular de viñedo con pequeña o mediana explotación.

Esta resolución se ha dictado al amparo del Real Decreto 772/2017, que regula el potencial de producción vitícola, así como del Reglamento 1308/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, por el que se crea la organización común de mercados de los productos agrarios.

A pesar de encontrarnos en fechas festivas, alguna organización profesional agraria no ha querido dejar pasar los días para pronunciarse al respecto. En este sentido, la UNIÓ critica la decisión del ministerio, que se ha plegado a los intereses de la DO Cava, y también emplaza a la Conselleria de Agricultura de Valencia a iniciar cuantas acciones estime oportunas para defender los intereses en un tema muy importante para la comarca de Requena-Utiel. A lo largo del mes de enero La UNIÓ estudiará posibles movilizaciones de protesta.

uva

Además, exige al ministerio que cambie de opinión y no restrinja las hectáreas de viñedo con variedades para cava pendientes de autorización en Requena ni las ya comprometidas también allí dentro del actual Plan de Reestructuración de Viñedo que finalizaba en 2018, que en total serían poco menos de 1.500 has.

Por su parte, AVA-ASAJA critica la decisión ya que limitar la autorización de nuevas plantaciones de uva destinada a la elaboración de cava supone un duro golpe para los intereses del sector vitivinícola valenciano en general y para las expectativas de los productores de Requena en particular, puesto que ese término municipal es el único de todo el territorio valenciano legalmente reconocido para producir el citado vino espumoso.

"La disposición del ministerio resulta muy perjudicial  para una zona como Requena, que gracias a su excelente trabajo ha sabido convertir el cava en uno de los principales motores de crecimiento. Por tanto, nos parece inadmisible que el gobierno se haya plegado a los intereses de las grandes firmas del cava catalán, que eran las que estaban reclamando la aplicación de estas restricciones, y corte las alas a un sector a golpe de decreto y de manera artificial", asegura el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado.

"Al parecer, el ministerio sí va a permitir que aquellas empresas y explotaciones que tenían inversiones ya autorizadas sigan adelante, pero la inmensa mayoría de los que habían decidido apostar por la elaboración de este espumoso se van a quedar fuera y eso es una barbaridad porque la demanda de los cavas de Requena está en pleno auge y ahora el gobierno ha decidido frenarla para beneficiar los intereses de otra comunidad autónoma", denuncia el presidente de AVA-ASAJA.

En todo caso, el próximo martes día 2 de enero el secretario general del Ministerio de Agricultura, Carlos Cabanas, mantendrá una reunión con los representantes del sector vitivinícola valenciano. 

<< volver

youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia