Euroganadería

'El sector de la alimentación animal destaca por su capacidad de resiliencia'

mg

Este miércoles ha tenido lugar en Madrid la asamblea general de la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (CESFAC), la organización que integra y representa los intereses de los fabricantes asociados y del sector de la alimentación animal en general. Su presidente, Fernando Antúnez, nos habla sobre la actualidad de esta industria, al tiempo que valora los datos del ejercicio 2015, presentados durante la reunión.

Manel González.- ¿Cómo ha sido el año para la industria de alimentación animal?

Fernando Antúnez.- Desde hace años CESFAC hace el esfuerzo de elaborar y presentar la publicación estadística de referencia que utiliza la administración y el sector. Efectivamente, las cifras de las estimaciones del año 2015 y nuestras predicciones para 2016 dan fe de un buen año, casi histórico, en volumen de producción de pienso industrial y de ligera recuperación de la rentabilidad perdida en los duros años anteriores, por lo que podemos decir que el 2015 ha sido un año de un ligero alivio.

M. G.- ¿Podría decirse, entonces, que el sector goza de buena salud?

F. A.- Desde luego goza de mejor salud en general que hace un año, y mejor a su vez que hace dos. Es un sector, dentro de la industria de la alimentación animal, al que perfectamente se puede atribuir el neologismo de “resiliencia”, esa capacidad de ser duro y resistente al mismo tiempo, flexible y adaptable. Sin esa cultura, la industria de la alimentación animal no hubiese sido capaz de afrontar los años tan duros que ha tenido del 2007 al 2013.

M. G.- ¿Qué valoración hace de la situación actual del mercado de materias primas y, sobre todo, cómo ve esta campaña?

F. A.- Esta campaña de cereales es buena a nivel español, europeo y mundial, que es como el mercado hace sus balances y toma sus decisiones. Hay disponibilidad de materias primas básicas más que suficiente para nuestras necesidades y, por ello, unas expectativas de precios favorables.

Como siempre, las oleaginosas, y sobre todo la soja, se mueven por parámetros más complejos y volátiles que la simple oferta y demanda, lo que dificulta la predicción.

Con todo, qué duda cabe de que esta situación de disponibilidades y costes de materias primas para alimentación animal es un alivio para aquellas cabañas ganaderas cuya rentabilidad está, o ha estado en los últimos años, sometida a fuertes tensiones y pérdidas.

M. G.- ¿Qué posición mantiene con respecto a los debates sobre la nueva legislación de los piensos medicamentosos?

F. A.- CESFAC es muy transparente al respecto. Defendemos el mantenimiento de aquellas herramientas de producción necesarias para la sostenibilidad económica de nuestra industria y de la ganadería a la que servimos. Por supuesto, el uso de estas herramientas de sanidad animal debe responder a un marco regulatorio claro, seguro y transparente. En ese sentido, estamos trabajando muy activamente con la administración y los políticos europeos, para asegurar que el marco regulatorio  que se está elaborando responda a esos objetivos.

En realidad, la filosofía de CESFAC en todos los retos normativos es la misma: responsabilidad, control y compromiso sin renunciar a la defensa de un modelo de producción ganadero y alimentario que no excluya todas las realidades y necesidades que existen.

M. G.- Los cambios legislativos son continuos. ¿Cómo contribuye CESFAC a ayudar a sus asociados a que su adaptación sea lo más fácil posible?

F. A.- Ante estos continuos cambios legislativos, la labor de CESFAC tiene dos partes bien diferenciadas:

La primera, que hoy en día  llamamos de lobby, y en la que la prioridad de CESFAC es buscar el marco legislativo más realista y conveniente para nuestro sector. Es una labor que tiene una importantísima base técnica y en la que el éxito depende, en gran medida, de la capacidad de construir y defender dossiers y posicionamientos (a veces solos, a veces en compañía de los aliados adecuados) en los tiempos y modos adecuados. En otras ocasiones el éxito de nuestro trabajo depende de hacerlo mejor que otros, con intereses contrarios o diversos. Se podría decir que es una labor a todos los niveles territoriales, desde las comunidades autónomas hasta Bruselas y Estrasburgo, y que por ello requiere una estructura profesional y eficaz a nivel autonómico, nacional y europeo.

En segundo lugar, CESFAC emprende una labor de información y a menudo formativa a sus asociados sobre ese nuevo y cambiante marco normativo. Frecuentemente, la Confederación utiliza para ello carpetas legislativas, publicaciones técnicas, etcétera… sin las cuales la labor de las empresas sería mucho más complicada.

En ambos casos, las empresas que integramos nuestra confederación y asociaciones agradecemos enormemente el servicio que nos prestan, lo que nos supone un retorno inmediato y perceptible.

<< volver

Ver canal youtube

Twitter@euroganaderia