Euroganadería

Abril

Está viendo:

China contraataca a EE.UU. y España se beneficia

firma
china

La guerra comercial entre China y Estados Unidos está en ebullición. Al anuncio de Donald Trump de agravar las importaciones de acero y aluminio extranjeros, Pekín respondió con la aplicación de nuevos aranceles sobre 128 productos, después de que el Ministerio de Comercio de la República Popular de China (MOFCOM) anunciara una propuesta de imposición de aranceles en productos agroalimentarios por valor de dos mil millones de euros.

Se trata del “contraataque” chino al conocido como ‘Informe 232’, un documento mediante el que el gobierno de Estados Unidos impone pesados impuestos al acero y aluminio, y en el que el propio MOFCOM confirmó que su anuncio tiene por objeto equilibrar las pérdidas causadas a los intereses chinos como resultado de la medida estadounidense.

Según el comunicado del ministerio de comercio chino, “de acuerdo por lo dispuesto en el acuerdo sobre salvaguardias de la Organización Mundial del Comercio y la Ley de comercio exterior de la República Popular China, esto es, añadir aranceles sobre ciertos productos importados de los Estados Unidos con el objeto de contrarrestar la pérdidas a nuestro país causadas por las 232 medidas”. La aplicación de estos nuevos aranceles chinos se hace efectiva sobre 128 productos procedentes de Estados Unidos y que suponen unas exportaciones de los Estados Unidos a China por unos 3.000 millones de dólares (2017).

En un primer grupo y con un arancel del 15% se engloban 120 productos con un valor de 977 millones, en el que se incluyen frutas frescas, frutas secas y frutos secos, vino, etanol modificado, ginseng americano y tubos de acero sin costura. En un segundo grupo se incluyen ocho productos con un equivalente a 1.992 millones de dólares, entre los que se encuentra la carne de cerdo y productos procesados y el aluminio reciclado, entre otros, con un impuesto del 25%.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) ha calificado repetidamente las medidas antisubvenciones aplicadas EE. UU. como violación de las normas multilaterales. Así, China insta a la administración Trumpo a que tome medidas inmediatas y efectivas para corregir sus errores en las investigaciones antisubvenciones contra China, y cree un entorno de comercio internacional imparcial y estable para las empresas chinas.

frutas

Ambos países han establecido un período de consulta. En el caso norteamericano, finaliza en 30 días. En el caso de China, según los medios oficiales, existe un primer grupo de 120 productos que estarían gravados con un arancel del 15% a partir del 31 de marzo. El segundo grupo, estaría gravado con un arancel del 25% que entraría en vigor posteriormente si persisten los desencuentros.

A continuación se enumeran los principales productos de cada grupo, y se realiza un breve análisis sobre el impacto potencial sobre las exportaciones agroalimentarias de España a China:

-Categoría I: arancel del 15% en vigor desde el 31 de marzo afecta a fruta fresca, frutos secos, etanol, vinos, ginseng y tuberías de acero.

  • Cítricos: España comenzó a exportar cítricos a China en 2014 tras la firma de un protocolo bilateral. Con 24,1 millones de euros de importaciones en 2017, España es el quinto proveedor de cítricos en China, por detrás de Sudáfrica, Australia, Estados Unidos y Egipto. Estados Unidos, con una cuota del 17,6% importó cítricos por valor de 85,4 millones de euros en 2017. En un contexto de fuerte crecimiento de la demanda (+52,5% en 2017), el establecimiento inminente de un arancel suplementario del 15% sobre el tercer proveedor supone una importante oportunidad para el producto español. El arancel correspondiente según el criterio de nación más favorecida es del 11% para limones y naranjas y del 12% para el resto de cítricos. EE.UU. pasaría a tener un arancel del 26% y 27% respectivamente.
  • Fruta con hueso: España comenzó a importar fruta con hueso en 2016 tras la  firma de un protocolo bilateral. Con 11,4 millones de euros en importaciones registradas por la Aduana china, España se situó en 2017 como el sexto proveedor. Estados Unidos, segundo proveedor, vendió producto a China por 171,9 millones de euros en 2017. La demanda de fruta con hueso importada descendió un 4,20% en 2017 debido a la caída de un 15% de las importaciones de su principal proveedor: Chile: El descenso de las importaciones Chilenas y el nuevo arancel sobre el producto estadounidense supone un contexto favorable para seguir introduciendo la fruta con hueso española. Estados Unidos pasaría a tener un arancel del 45% sobre los albaricoques y del 25% sobre el resto de frutas, frente al 25% y 10% de España.
carne
  • Vinos: Con 171 millones de euros de vinos vendidos en China en 2017, España es su cuarto proveedor, por detrás de Francia, Australia y Chile. Estados Unidos se sitúa como sexto proveedor por detrás de Italia, con ventas por valor de 71,9 millones de euros y una cuota de mercado del 2,92%. Un 95% del vino exportado por EE.UU. a China es embotellado y tiene un precio medio de 6,9 Euros/Litro, frente a 1,95 Euros/Litro del vino embotellado español. El inminente arancel del 15% sobre el vino estadounidense supone una oportunidad para el vino español de gama media/alta. Estados Unidos pasaría a tener un arancel del 29% sobre el vino embotellado y del 35% del vino a granel, frente al 14% y 20% respectivamente de España.
  • Uva de mesa:  EE.UU. es el cuarto proveedor de China de este producto con una cuota de mercado del 10% y 61,6 millones de euros en ventas en 2017. España se encuentra en vías de negociación de un protocolo bilateral que permitiría comercializar este producto a los exportadores españoles en China. EE.UU. pasaría a tener un gravamen del 28% para las uvas frescas y del 25% para las pasas, frente añ 13% y 10% respectivamente.

-Categoría II: Arancel del 25% que entrará en vigor de forma posterior si persiste el desacuerdo. Afecta a la carne y despojos de cerdo y al aluminio reciclado.

  • Carne de cerdo: España es el primer proveedor de carne de cerdo en china, por delante de Alemania y EE. UU. Con 392,9 millones de euros en ventas, España exportó un 19,9% de la carne de cerdo en 2017 en China. Estados Unidos, como tercer proveedor, exportó 253,5 millones de euros, un 12,8% del total. El precio por tonelada de la carne de cerdo oscila entre los 1.467 euros y los 1.822 euros entre los primeros cinco proveedores. Este es un mercado en el que el precio juega un papel primordial. De substanciarse, un gravamen suplementario del 25% sobre el 12,8% de las entradas puede suponer un alivio para el resto de proveedores en un contexto de caída de la demanda (-31,2% en 2017). EE.UU. tendría un arancel del 37% sobre la carne de cerdo congelada y del 45% en la carne fresca, frente a un 12% y un 20% respectivamente.
trump
  • Despojos de cerdo: China importó despojos de cerdo por valor de 1.944 millones de euros en 2017 (-15%). Estados Unidos, con un 39,5% de cuota de mercado, es con diferencia el primer proveedor. Le siguen Dinamarca, con un 10% de cuota y muy de cerca Alemania y España con un 9,8 y 9,1% respectivamente.  España fue el único de los grandes proveedores cuyas ventas no cayeron en 2017, bien al contrario las importaciones de despojos de porcino español en China crecieron un 7,15% de 164,5 millones de euros en 2016 a 176,3 millones de euros en 2017. En un mercado sensible al precio, Estados Unidos cuenta ya con un precio de salida sensiblemente más alto que le resto de principales importadores. Los despojos de porcino estadounidenses tuvieron un precio medio de 1.843 euros por tonelada en 2017, frente a los 1.541 euros  por tonelada de media. Los despojos españoles se vendieron a 1.405 euros por tonelada. Se considera que existe una oportunidad importante para seguir creciendo a costa del producto estadounidense. El arancel sobre los despojos de porcino pasaría del 20% en hígados y el 12% en el resto de productos, aplicable según el criterio de nación más favorecida, al 45% y el 37% respectivamente.  

En definitiva, si las negociaciones en desarrollo entre Pekín y Washington no llegan a buen puerto antes del 31 de marzo, China impondrá un arancel del 15% sobre una lista de productos con un valor anual estimado de 977 millones de dólares. Esto puede suponer una oportunidad a corto plazo para los cítricos, fruta con hueso, vino, uva de mesa (por aceleración del protocolo) y cerdo, muchos de ellos commodities donde el precio es muy importante, y con una estacionalidad equivalente a la de España. Estos productos se encuentran en fase introductoria y pueden aprovechar el hueco para posicionarse en el mercado. En el caso de los vinos, el hueco de mercado del producto estadounidense será menor, y en un segmento, el medio/alto menos sensible al precio. Debido a que el total de estas partidas de exportación para EE.UU. suman cerca de los 1.000 millones de euros, el desvío de comercio podría suponer un impacto positivo para España de más de 100 millones de euros.

Si el desencuentro continúa, Pekín anuncia, aunque sin determinar una fecha concreta, un arancel adicional del 25% sobre una serie de productos con valor estimado de 1.992 millones de dólares entre los que se encuentran la carne y los despojos del porcino. Esta es la mayor oportunidad detectada para las empresas agroalimentarias españolas, dada la situación del sector, el peso de EE.UU. en el mercado chino y la sensibilidad al precio del producto.

Por último, dada la escasa reciprocidad entre las medidas anunciadas por Estados Unidos (60.000 millones) y China (3.000 millones), se considera que China habría elegido un paquete de productos limitado y con impacto directo en la base electoral de la administración Trump, pero podría preparar acciones mucho más profundas. Estas afectarían a sectores como el tecnológico o al de la soja.  En este sentido conviene prestar atención al sector de la ternera –EE. UU. importó 4.287 millones de euros de vacuno en 2017 por primera vez-  y el de la alfalfa en pacas, sector en el que EE. UU. importa el 76,1% del total.

<< volver

Ver canal youtube

Twitter@euroganaderia