Euroganadería
Está viendo:

El empleo agroalimentario coge fuerza en 2017

RM

El pasado año fue un buen ejercicio para el empleo en el sector primario y de la industria agroalimentaria, como lo fue el empleo para la actividad económica en general, sin entrar a valorar la calidad del trabajo de las personas ocupadas, según los datos de la tradicional Encuesta sobre Población Activa (EPA), realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

El número de activos –es decir, de personas en edad de trabajar- del sector agroalimentario en su conjunto se elevó a finales de 2017 a un total de 1.598.500 personas, con una diferencia respecto al mismo periodo del año anterior de 16.600, con un aumento del 1,05%.  A la vez, el número de ocupados en esta actividad fue de 1.348.100 personas, con un incremento del 2,76% y de 36.200 empleados sobre el año anterior. La tasa de ocupados en este sector sobre activos fue del 84,34%.

Al contrario que la ocupación, el número de parados en la actividad agroalimentaria bajó un 7,26% y en 19.600 personas, quedando a finales del pasado año en 250.400 desempleados, lo que supone una tasa sobre activos del 15,66%, con un descenso de 1,4 puntos sobre el último trimestre de 2016.

En el sector primario, que agrupa las actividades económicas de Agricultura, Ganadería, Silvicultura, Pesca y Acuicultura, había a finales del pasado año un total de 1.019.700 personas consideradas activas, de las cuales 820.700 estaban ocupadas, un 80,48% del total, y 199.000 personas en paro, un 19,52% del total. Aunque los activos aumentaron en 7.600 personas en relación al tercer trimestre de 2017, disminuyen un 1,4% y en 14.500 personas con respecto al cuarto trimestre de 2016, cuando sumaban 1.038.500 en total.

Del número total de activos primarios, un 92,9% y 947.300 estaban encuadrados en la actividad de Agricultura, Ganadería, Caza y Servicios Relacionados, con una disminución del 1,33% y de 12.800 personas en 2017 en relación al año anterior. Otro 3,35% y 34.200 personas se encuadraban en la actividad de Silvicultura y Explotación Forestal, con una disminución del 3,66% y de 1.300 personas,  y el 3,75% y 38.200 en la actividad de Pesca y Acuicultura, con una disminución del 1,04% y de 400 personas.

El número de ocupados en la actividad primaria aumentó un 0,5% a finales de 2017 respecto al mismo periodo del año anterior, con 4.000 empleos más en un año, creciendo en 43.700 personas respecto al tercer trimestre del año, siendo el aumento del pasado año el menor desde el comienzo de la década, debido previsiblemente a los descensos de las cosechas en viñedo, aceituna de mesa y frutas y hortalizas de invierno, contribuyendo a frenar el ritmo de crecimiento interanual de la ocupación que se venía produciendo en los trimestres anteriores.  El aumento mayor de ocupados primarios en el último trimestre del año se dio en el año 2010, con 97.500 empleados más, seguido de 2013, con 77.900 personas más y 2016, con 72.900 personas de aumento.

Del número total de ocupados primarios, un 91,9% y 754.300 personas realizan actividades en Agricultura, Ganadería, Caza y Servicios relacionados, registrando una leve disminución del 0,04% y de 300 personas; otro 3,64% y 29.900 ocupados, lo estaban en la actividad de Silvicultura y Explotación Forestal, con un aumento del 9,52% y de 2.600 ocupados en el último año, mientras que el 4,45% restante y 36.500 personas trabajaban a final de 2017 en la actividad de Pesca y Acuicultura, un 4,89% y 1.700 personas más.

A tiempo completo

Un dato importante es que del total de ocupados en la actividad primaria, unas 776.100 personas (94,6% del total) lo fueron a tiempo completo, con aumento del 2,75% y de 20.800 personas en relación al año anterior, mientras que el 5,4% restante y 44.600 personas estaban ocupadas a tiempo parcial, disminuyendo un 27,36% y en 16.800 personas sobre finales de 2016.

Del total de ocupados, unos 297.300 (36,23%) eran trabajadores por cuenta propia y 523.400 (63,77%) trabajadores asalariados. De estos últimos, 223.000 eran empresarios sin asalariados o trabadores independientes; 50.600 empleadores; 18.500 ayuda en la empresa o negocio familiar y 5.200 miembro de una cooperativa.  La mayor parte de estos asalariados, unos 515.000 trabajaban en el sector privado y 8.500 en el sector público.

De los 523.400 trabajadores asalariados; unos 205.600 contaban con un contrato indefinido y 317.800 con contrato temporal, mientras que otros 297.300 trabajadores eran no asalariados.

El mayor número de ocupados en el sector primario estaba en el tramo de edad de entre 40 y 49 años, con 229.200, seguido del tramo de entre 50-59 años, con 221.200; el de 30-39 años, con 186.600; el de 60 a 64 años, con 64.200; el de 25-29, con 61.100; el de 20-24 años, con 37.500; el de 16 a 19 años, con 10.000; el de 65 a 69 años, con 8.700, y el de 70 o más años, con 2.100 personas ocupadas.

El descenso del paro en la actividad primaria fue del 8,5% con 18.500 parados menos a finales de 2017 que hace un año. Aunque en el último trimestre del año suele disminuir el desempleo en este sector, el descenso del pasado año fue uno de los mayores de los últimos siete años. Respecto al tercer trimestre, la caída del paro fue del 15,4%, con 36.100 personas menos en situación de desempleo en la actividad primaria.

La tasa de paro en la actividad primaria de Agricultura, Ganadería, Caza y Servicios relacionados era a final del pasado año del 20,37%, bastante elevado y eso tras bajar en 1,03 puntos. El número de parados en estas actividades era de 193.000 personas, casi un 97% del paro total en la actividad primaria, con un descenso del 8,51% y de 18.500 desempleados respecto a un año antes.

Industria agroalimentaria

El número de activos al final del cuarto trimestre de 2017 en este sector era de 578.800 personas, de las cuales 527.400 estaban ocupadas, un 91,1% del total, y 51.400 paradas, representando un 8,9% del total.  Los activos en esta actividad sube casi un 5,7% y en 31.100 personas respecto al último trimestre de 2016.

En la industria de la alimentación, el número de activos a final del pasado año era de 517.900 personas, un 89,5% del total de activos de la industria agroalimentaria, con un incremento de un 8,39% y de 40.100 personas más que en el año anterior; en la industria de fabricación de bebidas, los activos eran de 58.500 personas, con un descenso del 11,63% y del 7,7% respecto al año anterior, mientras que en la industria del tabaco, los activos apenas contabilizaban 2.400 personas, con un descenso del 11,63% y de 1.300 personas en el último año.

La ocupación en la actividad industrial agroalimentaria en el cuarto trimestre de 2017 era de 527.400 personas, creciendo un 6,5% y en 32.200 personas respecto al mismo periodo del año anterior.  De este número de ocupados, un 89,4% del total en esta actividad  y 471.400 personas correspondía a la industria de la alimentación, con un notable aumento del 9,02% y de 39.000 personas respecto a finales de 2016; otro 11,4% y 53.700 ocupados, lo eran en la industria de fabricación de bebidas, aunque esta vez con una disminución del 9,29% y de 5.500 personas, mientras que la ocupación en la industria del tabaco era de solo 2.300 personas, con un descenso del 36,1% y de 1.300 personas sobre el año anterior.

La tasa de paro en la actividad de la industria agroalimentaria era de solo un 8,88%, habiendo disminuido un  0,71% en el último año, con 51.400 personas en desempleo, con una caída del 2,10% y de 1.100 desempleados.

Por divisiones, el paro en la industria de alimentación alcanzaba las 46.500 personas, un 90,5% del paro total de la actividad industrial agroalimentaria, con un aumento del 2,42% y de 1.100 personas a finales de 2017 en relación con el mismo periodo del año anterior, dejando la tasa en un 8,98% sobre el total de los activos. En la industria de fabricación de bebidas, el número de parados era de 4.800 personas, con una tasa sobre activos del 8,21%, y un descenso del 31,43% y de 2.200 desempleados, mientras que en la industria del tabaco, con una tasa de paro del 4,17% sobre activos, el paro afectaba solo a un centenar de personas.

El número de activos en la economía española era a finales de 2017 de 22.765.000 personas, de las cuales 18.998.400 estaban ocupadas (83,5% del total de activos) y 3.766.700 en situación de paro (16,5% de la población activa). En relación al mismo periodo del año anterior, los ocupados aumentaron un 2,7% y en 490.300 personas, mientras que, por el contrario, los parados disminuyeron un 11,1% y en 471.100 personas.

<< volver

07/12/2018

De la boina a los GPS en 40 años

Ricardo Migueláñez. @rmiguelanez

Ver canal youtube

Twitter@euroganaderia