Euroganadería
Está viendo:

Quién es España en la UE

firma ricardo
cultivo

Ricardo Migueláñez. @rmiguelanez

El peso macroeconómico del sector agrario entre los principales países de la “antigua” Unión Europea a 15 (Francia, Alemania, Italia y España), según los datos agregados en valor económico del pasado año 2017, revela algunas sorpresas muy destacables, como que España es la que mayor Renta Agraria total tiene de los cuatro, pero es de los menos productivos o rentables por empleo agrario a tiempo completo y por hectárea de Superficie Agrícola Útil.

En Producción de la Rama Agraria (PRA), Francia lideró esta macromagnitud en la Unión Europea, con un valor de 71.963 millones de euros, con un aumento del 2,3% sobre el año anterior y con un peso de una quinta parte (20,2%) del total de la UE-15, que fue el pasado año de 356.511 millones de euros, un 5% más que en 2016.

En segundo lugar se situó Alemania, con un valor de su PRA de 56.647 millones de euros, un 8% más en 2016, representando casi un 16% del total, seguido de Italia, cuya PRA fue un 2,5% más alta que un año antes, con 54.762 millones de euros, un 15,4% del total de la UE-15, quedando España relegada al cuarto y último lugar de este grupo principal, con una PRA valorada en 49.165 millones de euros, representando un 13,8% del total UE-15 y con un aumento del 2,2% sobre 2016.

La diferencia del valor de la Producción de la Rama Agraria entre Francia y España fue de casi 1,5 veces a favor del país vecino, de 1,15 veces favorable a Alemania y de 1,11 veces a favor de Italia, indicativo de la clara diferencia entre los precios pagados y posiblemente la cantidad producida entre unos países y otros.

En la Producción Vegetal, cuyo valor alcanzó 175.012 millones de euros (+1,5%) en la UE-15, el primer lugar lo ocupó también Francia, con 39.152 millones (22,4% del total de la UE-15), con un ligero aumento del 0,6% sobre 2016, seguido de Italia, con un valor de 29.086 millones (16,6% del total UE-15%), con un descenso del 0,7% respecto al año anterior, quedando el tercer lugar para España, con 28.687 millones (16,4% de la UE-15), con un descenso del 2,6% por la fuerte sequía del pasado año, que afectó a los cultivos herbáceos extensivos y a otros permanentes, como el viñedo, quedando Alemania en cuarto y último lugar, con 25.893 millones (14,8%), a pesar de un aumento del 2,7% sobre 2016.

En la Producción Animal, que logró 149.253 millones de euros en valor en la UE-15 durante 2017, con un aumento del 10,1% sobre el año anterior, el primer lugar fue para Alemania, con un valor de 27.211 millones de euros (18,2% del total UE-15), con un incremento del 13,8% sobre el año anterior, seguido de Francia, con 26.306 millones (17,6% del total UE-15) y un aumento del 5,6%, por delante de España, con 18.756 millones (12,6%) y un incremento del 10,6% sobre 2016, e Italia, con 16.229 millones (10,9%), un 8,4% más.

La producción de carne y ganado tuvo un valor de 88.847 millones de euros en la UE-15, un 4,9% más que en 2016, y la de productos animales (leche, huevos, miel…) de 60.406 millones, con un alza del 18,9% respecto a un año antes. Lideró Francia (15.682 millones), seguido de Alemania (14.263 millones), España (14.212 millones) e Italia (9.982 millones) en producción de carne y ganado, y Alemania (12.948 millones), seguido de Francia (10.624 millones), Italia (6.247 millones) y, por último España, con apenas 4.543 millones (2,85 veces menos que Alemania y 2,34 veces menos que Francia) de valor en origen en esta última macromagnitud.

Consumos intermedios

En consumos intermedios, que representan el valor, a precios de mercado, de los medios de producción (insumos o “inputs”) consumidos o transformados en su totalidad en el proceso de producción y que incluyen los gastos de los medios de producción corrientes (semillas/plantas de vivero, energía, fertilizantes, fitosanitarios, alimentos para el ganado, gastos veterinarios, mantenimiento de material y edificios, y otros servicios), España se situó a la cola de este grupo de principales países productores agrarios.

Durante el pasado año, la UE-15 tuvo un gasto en esta macromagnitud de 200.668 millones de euros, un 1,1% más que en 2016, representando un 56,3% del valor de la Producción de la Rama Agraria (PRA).

Francia lideró el valor gastado en consumos intermedios, con un total de 42.518 millones de euros (21,2% del total UE-15) y una caída del 2,3% sobre 2016 (representó un 59,1% de su PRA), seguido de Alemania, con 36.289 millones (18,1%) y un 0,9% más (representó nada menos que un 64,1% del valor de su PRA), e Italia, con 23.219 millones (11,6%), un 1,7% más (representó un 42,4% de su PRA), con España en cuarto y último lugar del grupo, con unos 21.438 millones (10,7%), un 1,6% más que en 2016 (representó un 43,6% del valor de su PRA en 2017). Francia gastó en consumos intermedios el pasado año, según estas cifras, el doble que España.

En la Producción Animal, que logró 149.253 millones de euros en valor en la UE-15 durante 2017, con un aumento del 10,1% sobre el año anterior, el primer lugar fue para Alemania, con un valor de 27.211 millones de euros (18,2% del total UE-15), con un incremento del 13,8% sobre el año anterior, seguido de Francia, con 26.306 millones (17,6% del total UE-15) y un aumento del 5,6%, por delante de España, con 18.756 millones (12,6%) y un incremento del 10,6% sobre 2016, e Italia, con 16.229 millones (10,9%), un 8,4% más.

La producción de carne y ganado tuvo un valor de 88.847 millones de euros en la UE-15, un 4,9% más que en 2016, y la de productos animales (leche, huevos, miel…) de 60.406 millones, con un alza del 18,9% respecto a un año antes. Lideró Francia (15.682 millones), seguido de Alemania (14.263 millones), España (14.212 millones) e Italia (9.982 millones) en producción de carne y ganado, y Alemania (12.948 millones), seguido de Francia (10.624 millones), Italia (6.247 millones) y, por último España, con apenas 4.543 millones (2,85 veces menos que Alemania y 2,34 veces menos que Francia) de valor en origen en esta última macromagnitud.

Consumos intermedios

En consumos intermedios, que representan el valor, a precios de mercado, de los medios de producción (insumos o “inputs”) consumidos o transformados en su totalidad en el proceso de producción y que incluyen los gastos de los medios de producción corrientes (semillas/plantas de vivero, energía, fertilizantes, fitosanitarios, alimentos para el ganado, gastos veterinarios, mantenimiento de material y edificios, y otros servicios), España se situó a la cola de este grupo de principales países productores agrarios.

Durante el pasado año, la UE-15 tuvo un gasto en esta macromagnitud de 200.668 millones de euros, un 1,1% más que en 2016, representando un 56,3% del valor de la Producción de la Rama Agraria (PRA).

Francia lideró el valor gastado en consumos intermedios, con un total de 42.518 millones de euros (21,2% del total UE-15) y una caída del 2,3% sobre 2016 (representó un 59,1% de su PRA), seguido de Alemania, con 36.289 millones (18,1%) y un 0,9% más (representó nada menos que un 64,1% del valor de su PRA), e Italia, con 23.219 millones (11,6%), un 1,7% más (representó un 42,4% de su PRA), con España en cuarto y último lugar del grupo, con unos 21.438 millones (10,7%), un 1,6% más que en 2016 (representó un 43,6% del valor de su PRA en 2017). Francia gastó en consumos intermedios el pasado año, según estas cifras, el doble que España.

Por ejemplo, un “input” básico en toda explotación agraria es el de “Energía y lubricantes”, que incluye el gasto en gasóleo. La UE-15 tuvo un gasto de 10.309 millones en este medio de producción, un 8,1% más que en 2016. Entre el grupo de estos cuatro principales países, el que más gastó en el pasado año fue  Francia, con 3.625 millones de euros (+8,9%), seguido de Alemania, con 3.345 millones (-2,3%), Italia, con 2.884 millones (+10,4%) y en último lugar España, con 1.854 millones (+9,1%).

Valor Añadido Bruto

En cuanto al Valor Añadido Bruto (VAB), a precios básicos de la actividad agraria, que es el resultado económico final de esta actividad productiva, obtenido por diferencia entre el valor de la “Producción de la Rama de la Actividad Agraria” y los “Consumos Intermedios”, la UE-15  obtuvo 155.844 millones de euros, un 10,5% más que un año antes.

El mayor VAB lo logró Italia, con 31.543 millones de euros (20,2% del total UE-15), con un aumento del 3,2% sobre 2016,  seguido de Francia, con 29.444 millones (18,9%) un 9,8% más, y, en tercer lugar, España, con 27.728 millones (17,8%), un 2,7% más y, por último, Alemania, con 20.359 millones (13,1%) pero con un aumento del 23,3% y de casi 4.000 millones respecto a 2016.

Renta Agraria

La Renta Agraria (RA), entendida como Renta de los Factores” o “Valor Añadido Neto a Coste de los Factores” representa el valor generado por la actividad de la producción agraria y mide la remuneración de los factores de producción (tierra, capital y trabajo). En la UE-15 fue de 138.875 millones de euros en 2017, con un aumento del 11,6% sobre un año antes y representó un 39% del valor de la Producción de la Rama Agraria (PRA) de 2017.

El país con mayor RA del grupo de los cuatro principales fue España, con 27.831 millones de euros, un 2,6% más que en 2016, un 20% del total de la UE-15 (representó un 56,6% del valor de su PRA de 2017), seguido de Francia, con 25.407 millones (18,3% de la UE-15), un 10,2% más que el año anterior (representó un 35,3% de la PRA); Italia, con 24.154 millones (17,4% del total UE-15), con un incremento del 4,3% (representó un 44,1% de su PRA) y, por último, Alemania, con 17.373 millones (12,5%), pero con una fuerte subida del 28,7% sobre 2016 (representó un 30,7% de su PRA).

Desde el año 2010 (base de referencia = 100), la RA de la UE-15 ha subido un 16,1%. En Italia esta subida fue del 35%; en España, del 22,7%; en Alemania, del 7,9% y en Francia, del 5,6%.

Estructura de la producción

En el cálculo de la RA de un país influyen no solo el valor de la producción agraria lograda en un determinado año o el gasto en consumos intermedios o en amortizaciones e impuestos, así como las subvenciones percibidas. También hay que tener en cuenta la estructura del sector agrario, como el factor Trabajo (medido en UTA –Unidades de Trabajo a tiempo completo en un Año-) o las Superficies Agrarias Útiles (SAU).

La UE-15 contó en 2017 con un total de 4.877.000 de UTAS, con un aumento del 0,5% sobre el año anterior. Del grupo de los cuatro países principales, el que mayor UTAs tuvo fue Italia, con 1.123.000 UTAs (- 0,2% sobre 2016), seguido de España, con 914.000 UTAs (+7,6%); Francia, con 746.000 UTAs (-1%) y Alemania, con 478.000 UTAs (-0,5%). El tipo y la diversidad de los cultivos agrícolas, con más necesidad de mano de obra en Italia y España por el sector hortofrutícola, el olivar o el viñedo, son determinantes a la hora de contabilizar el número de empleos generados en este sector.

En cuanto a la Superficie Agrícola Útil (SAU), la UE-15 contó en 2017 con casi 121,73 millones de hectáreas de SAU. Del grupo, quien más SAU tuvo fue Francia, con cerca de 27,57 millones de hectáreas (22,65% del total UE-15), seguido de España, con 23,23 millones de hectáreas de SAU (19,1%); Alemania, con casi 15,17 millones (12,5%), e Italia, con casi 12,1 millones de SAU (9,94%).

Productividad

¿Es el sector agrario español productivo, incluso siendo el primero en valor de la Renta Agraria total de la UE-15 y, por el contrario, el que menos valor generó en origen en la Producción de la Rama Agraria y el que menos gastó en consumos intermedios de este grupo de cuatro principales países?

En las macromagnitudes agrarias, dos maneras de medir la productividad de este sector son el Valor Añadido Bruto por UTA (€/UTA) y el VAB por hectárea de SAU (€/ha SAU). La UE-15 logró en 2017 una media de 31.953 €/UTA, un 9,9% más que en el año anterior. Del grupo de estos cuatro principales países solo superaron esta media Alemania y Francia, mientras que España e Italia se situaron por debajo.

Alemania logró una productividad de 42.627 €/UTA (empleo agrario a tiempo completo en un año), un 23,9% más que en 2016, y Francia de 39.488 €/UTA, un 10,8% más que en el año anterior. España, que se situó en tercer lugar, consiguió una productividad de 30.335 €/UTA, con un recorte del 4,6% en 2017 sobre un año antes, mientras que Italia logró 28.091 €/UTA, pero con un aumento del 3,4% sobre 2016 y con 206.000 UTAs más que España.

En cuanto a la productividad lograda en cada hectárea de SAU, la media de la UE-15 fue de 1.280 €/ha SAU. Por encima de esa media se situaron Italia, principalmente, teniendo en cuenta el tipo de cultivos, y Alemania. Por debajo, España y Francia.

Italia logró ser el país más productivo por cada hectárea de SAU, con una media de 2.607 €/ha SAU en 2017 y un aumento del 3,2%, más del doble de la media de la UE-15. Le siguió Alemania, con 1.342 €/ha SAU, un 23,3% más que en 2016; España, que logró 1.194 €/ha SAU de media, un 2,7% más que el año anterior, y Francia, que se quedó en 1.068 €/ha SAU, pero con un incremento del 9,8% sobre 2016.

<< volver

06/07/2018

El verano de la PAC

Ricardo Migueláñez. @rmiguelanez

Ver canal youtube

Twitter@euroganaderia