Euroganadería
Está viendo:

Menos explotaciones agrarias, pero de mayor dimensión económica (I)

RM

En una tendencia que se sigue manteniendo a lo largo de los últimos años, el número de explotaciones agrarias viene disminuyendo, a la vez que se incrementa con carácter general la dimensión física y económica de las mismas. Las explotaciones se concentran en España y en otros países de la Unión Europea tanto porque se necesitan más superficie o más ganado para lograr una rentabilidad similar, como porque la población activa ocupada en el sector continúa disminuyendo sin que por ello se recorte la producción. Aquí hay que destacar también el papel primordial de los avances técnicos y tecnológicos en la mejora de los rendimientos productivos.

Si hace muchos años, en la época de la autarquía económica que se vivió España, se decía que con un kilo de trigo podía comprarse hasta un kilo de pan, esa equivalencia ha quedado hoy muy mermada. ¿Cuánto pan puede comprarse ahora con ese kilo de trigo? Poca cosa, depende de la calidad del pan, pero puede ser que se necesiten 10 o incluso hasta 20 kilos o más de esa materia prima para poder comprar un kilo de pan.

Según la Encuesta de Estructuras Agrarias de 2013, realizada por la Oficina de Estadística de la Unión Europa, Eurostat, el número total de explotaciones agrarias en España era de 965.000, un 2,5% menos que en 2009, según el último Censo Agrario. Pero tan importante es ese dato, como el de su dimensión económica, en el que se destaca que las explotaciones cuya Producción Estándar (valor monetario de la producción bruta en origen, a la salida de la explotación) se encontraba ese año entre 2.000 y 14.999 euros era del 44% del total (420.950 explotaciones), con una disminución de un 6,7% entre 2009 y 2013.

En ese periodo quinquenal también disminuyeron en nuestro país, aunque en menor medida, las explotaciones con una dimensión económica (Producción Estándar) de entre 15.000 y 99.999 euros, que representaban en 2013 un 24% del total, con 235.480, un 3,6% menos que en 2009.

Por el contrario, se incrementa el número de explotaciones agrarias con una dimensión económica de 100.000 euros o más, que representaban aquel año un 7,4% del total, con 71.770, como consecuencia del paulatino proceso de concentración física y de otros factores como los señalados, pero también, lo que puede sorprender, de aquellas explotaciones con una producción estándar (PE) de solo entre 0 y 1.999 euros, que representan aún casi una cuarta parte (24%) del total, con 236.790 explotaciones, y que crecen un 3,6% en número.

¿A qué se debe este último aumento en explotaciones agrarias, cuya dimensión económica, por supuesto, no da para vivir ni para realizar una actividad profesional? Sin duda, puede deberse al reparto por herencias, sobre todo en cultivos leñosos (olivar, viñedo, frutales…) o muy intensivos (hortícolas), y como complemento marginal de renta a otro tipo de actividades económicas. Se trata de una característica bastante bien conocida en la Europa del Sur y en los minifundios de zonas de Galicia y de la Cornisa Cantábrica, así como de las Islas.

En resumen, la Superficie Agraria Útil (SAU) ha evolucionado casi en paralelo a la del número de explotaciones agrarias, que descendió en conjunto un 1,9%, con incremento solo en los estratos extremos de más de 100.000 euros de dimensión económica y de menos de 2.000 euros.

Otros países de la UE

En otros países de la UE, analizados por el Ministerio de Agricultura, como Francia, Italia, Alemania y Países Bajos, se da también el mismo fenómeno de reducción del número de explotaciones agrarias, aumentando solo en aquellas cuya dimensión económica es igual o superior a los 100.000 euros. Pero, al contrario que en España, también descienden, y bastante, el número de explotaciones con una dimensión económica de hasta 2.000 euros en estos cinco años analizados.

Salvo Italia, que contaba aún con 1.010.330 explotaciones agrarias en 2013, pese a haberlas reducido un 37,7% en relación a 2009, el resto de países analizados tenía muchas menos explotaciones que España.

Francia contaba en ese año con 472.210 explotaciones, un 8,5% menos que en 2009 y veía reducir a doble dígito las de una dimensión económica inferior a los 100.000 euros, mientras que, por el contrario, elevaba un 10,4% las de una PE superior a esa cifra, hasta 177.040.

En Italia descendían en el periodo 2009-2013 prácticamente todo tipo de explotaciones, al margen de su dimensión económica, aunque eran las más pequeñas (de entre cero y 1.999 euros) las que recortaban más, con un descenso en este quinquenio del 77,1%, hasta apenas 118.760, mientras que las de más de 100.000 euros bajan un 7,7%, hasta 81.830.

En Alemania el recorte afectaba a todas las explotaciones con un valor de PE inferior a los 100.000 euros, mientras que las que superaban esta cifra crecían un 2,7%, hasta 107.710, que representaban el 37,8% del número total de explotaciones (285.030) en ese país durante 2013, un 4,7% menos que cinco años antes.

En Países Bajos, el número total de explotaciones agrarias en 2013 era de 67.480, con un descenso del 6,7% sobre 2009. Bajaban, además, en todas sus dimensiones económicas, sobre todo las de entre 2.000 y 14.999 euros, con un 14% menos, mientras que había un 5% menos, hasta 37.000, casi un 55% del total, con una PE de 100.000 euros o más.

El número total de explotaciones en la UE en 2013 era de 10.841.000, con un descenso del 11,5% en relación al año 2009, principalmente por el fuerte descenso experimentado en los nuevos países del Este de la UE. De acuerdo a su dimensión económica, las explotaciones agrarias con un mayor descenso eran las menos profesionalizadas, es decir, que contaban con una dimensión económica de cero a 1.999 euros, que bajaron un 20,2% en cinco años, hasta sumar 4.355.920, pero que representaban aún un 40% del total.

Algo menos representaban las explotaciones con una PE valorada de 2.000 a 14.999 euros, con 4.107.820 (37,9%), con un descenso en esos cinco años del 7,7%. Por el contrario, las explotaciones agrarias con una dimensión económica de entre 15.000 a 99.999 euros suben un 0,1%, hasta 1.696.810, representando casi un 15,7% del total y, por último, las explotaciones con una PE de 100.000 euros o más suben un 6,2%, hasta 680.470, representando el 6,3% del total.

El número de explotaciones agrarias en España, con 965.000, representaban el 8,9% del total de la UE-28 y el 21,7% del total de los antiguos países de la UE-15 (4.439.410 en total). Estos, a su vez, representaban casi 41% del total comunitario, mientras que los 13 nuevos países miembros del Este tenían el 59% restante, con una fuerte tendencia al descenso por el fuerte proceso de concentración de parcelas que se estaba produciendo en esos nuevos Estados tras su incorporación a la órbita y al acervo de la Unión Europea.

Producción estándar

El valor de la producción estándar total del conjunto de las explotaciones agrarias en España era en 2013 de 35.979 millones de euros, apenas un 5,3% más que en 2009. La suma de los valores de las explotaciones de mayor dimensión económica (las de más de 100.000 euros) representaba el 66% de la PE total, con 23.602 millones de euros, y subieron un 10% respecto a 2009.

También subía el total de la PE de las explotaciones de menor dimensión económica, con un aumento del 3,3%, aunque éstas solamente representaban un 0,5% del valor de la PE total española por valor de 222 millones de euros. En el resto de estratos de explotaciones agrarias por su dimensión económica disminuye el valor de la PE. Así, las que están en el tramo de entre 2.000 y 14.999 euros, que representan un 7,5% de la PE total, bajan entre 2009 y 2013 un 3,3%, hasta 2.696 millones de euros, y las que están en el tramo de 15.000 a 99.999 euros, que representan un 26% de la PE total, descienden un 2,7%, hasta 9.449 millones.

En el resto de principales países analizados, la producción estándar también se incrementa en el periodo quinquenal señalado, pero porcentualmente mucho más que en España. En el país vecino, Francia, la PE crece entre 2009 y 2013 un 12,2%, hasta 56.914 millones de euros, a pesar de tener muchas menos explotaciones. Además, ese aumento se concentra en su totalidad en las explotaciones agrarias de mayor dimensión económica (de más de 100.000 euros), con un aumento del 18,9%, hasta sumar 47.618 millones de euros, casi un 84% de su PE total y solo en este tramo unos 11.639 millones más que todo la PE española.

En Alemania, la PE total crece también un 11,5%, hasta 46.252 millones de euros, concentrando, al igual que Francia, ese aumento en las explotaciones con una dimensión económica superior a los 100.000 euros, que aumentan un 15,1% y suman 40.485 millones de euros en conjunto, casi 5.000 millones más solo en ese tramo que la PE total del sector agrario español.

En Países Bajos, la PE total sube un 8,3%, hasta 20.498 millones de euros, gracias al incremento, al igual que en Francia y Alemania, de las explotaciones de mayor dimensión económica, que crecen un 9,1% en ese tramo de 100.000 euros o más, hasta los 19.622 millones de euros que, además, representa un 95,7% de la PE total en ese país.

Italia es la excepción, dado que su PE total desciende en el periodo indicado un 11,5%, hasta 43.767 millones de euros, y en todos los tramos de dimensión económica de sus explotaciones agrarias. El de mayor dimensión (de más de 100.000 euros) baja un 10,2%, hasta 28.537 millones de euros, que representa el 65,2% del valor de la PE total del país transalpino.

La segunda parte del reportaje se publicará la próxima semana.

<< volver

Ver canal youtube

Twitter@euroganaderia