Euroganadería
Está viendo:

Mascotas respetuosas con el medio ambiente: piensos a base de proteínas vegetales

firma euroganadería

Actualmente, mucha gente es consciente del impacto ambiental de los viajes en avión y de los beneficios de una dieta con menos proteínas animales, sin embargo, el tema del consumo de carne de los animales no suele tratarse. Se estima que, en total, hay sobre 500 millones de perros y gatos viviendo en hogares privados en el mundo. Para poder vivir sanos y fuertes, estos animales deben incluir en su dieta proteínas. De acuerdo con investigaciones llevadas a cabo por la Universidad de Sídney, la comida que nuestros amigos de cuatro patas consumen es el origen de casi el 25% de los gases de efecto invernadero que provienen de la producción global de carne.

Estos números son enormes y chocan con nuestra idea general sobre el cambio climático. En 2017, una encuesta a más de 28.000 ciudadanos de la Unión Europea mostró que el 92% de los encuestados consideraba que el cambio climático es un problema grave. En la misma encuesta, el 90% indicaban que habían tomado medidas para luchar contra el cambio climático en los últimos seis meses. No obstante, deshacerte de tu mascota por el clima (a quien suele considerarse un miembro de la familia) es algo inconcebible para la mayoría de los dueños de mascotas.

Las mascotas también deberían comer proteínas de origen vegetal

Con todo, es necesario hacer cambios para frenar los números. Cada año más personas en todo el mundo acogen a una mascota y no hay ningún indicador que señale que esta tendencia vaya a cambiar. El mercado global de comida para mascotas alcanzó los 98,3 mil millones de dólares en 2018 y se estima que crecerá hasta los 128,4 mil millones de dólares para 2024. Es decir, harán falta grandes cantidades de carne a menos que se encuentre una solución alternativa.

El proyecto Pro-Enrich busca encontrar una solución y desarrollar métodos para la extracción de proteínas a partir de deshechos de cítricos, olivas, colza y tomates. En este caso, se podrían obtener proteínas a partir de los deshechos no utilizados de la prensa de canola (proceso habitual en la producción de aceite). Es decir, sería posible dar una segunda vida a los desperdicios transformándolos en proteínas vegetales de alta calidad que podrían utilizarse en los piensos de las mascotas en lugar de las proteínas animales. De este modo, se reduciría el impacto de la alimentación de las mascotas en el total de los gases de efecto invernadero.

En España, algunos de los proveedores de los residuos agrícolas industriales utilizados son las cooperativas ANECOOP (la primera empresa hortofrutícola del mediterráneo) o JAENCOOP (anteriormente Olivar de Segura).

<< volver

youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia