Euroganadería
Está viendo:

'Las producciones ecológicas son el único sistema de producción agrario reglado que mitiga el cambio climático'

La Asociación Valor Ecológico Ecovalia ha celebrado elecciones a la presidencia en una sesión celebrada en Montilla, en la cual los asociados han respaldado la candidatura liderada por el actual presidente Álvaro Barrera Fernández, quien continuará al frente de la entidad durante los próximos cuatro años. Por ello, desde Euroganadería hemos querido conocer sus objetivos para este nuevo año.

Pregunta.- Acaba de ser reelegido presidente de Ecovalia. ¿Qué balance hace del último mandato y cuáles son los objetivos que se ha planteado para los próximos años?

Respuesta.- El balance que podemos hacer es que la producción ecológica es una realidad tanto en producción agronómica, como en industria alimentaria y en consumo. Hemos afianzado a Ecovalia como la entidad de referencia del sector ecológico a nivel nacional con una clara referencia a nivel internacional, que nos ha hecho avanzar a países terceros tanto a Ecovalia, como a su filial CAAE. Ecovalia tiene un trabajo y una presencia a nivel internacional que nos hace clave para el desarrollo del nuevo Reglamento 848, 2018 de la producción ecológica, así como de las nuevas políticas comunes de la producción ecológica.

El futuro lo vemos más verde, lo que significa que Ecovalia va a seguir destinando recursos para llevar la producción ecológica adonde se merece:  que el consumo de la producción ecológica sea algo establecido, reconocido y valorado tanto por el consumidor como por las instituciones. Todo ello con el objetivo 20-30, es decir, que en el año 2030, al menos el 20% de la cesta de la compra lo compongan productos orgánicos, y que el 30% de la superficie agraria útil del país esté certificada en ecológico.

P.- ¿Cómo ha evolucionado la producción y el consumo de productos ecológicos en España desde que asumió la presidencia de la organización? ¿Qué dicen los datos del último ejercicio 2018 y cuáles son las perspectivas para este año?

R.- La producción sigue liderando y hace que España tenga un 8,9 % de superficie agraria útil. Cuando llegué a la presidencia, la producción estaba en 1.000 millones de euros y ahora estamos en 2.000 millones, por lo que se ha duplicado. Esto es un ejemplo de que, en plena época de crisis en 2015, se hizo un esfuerzo para que, entre todos, la gran producción, la media y el comercio minorista, puedan ofertar al consumidor, más concienciado con la salud y el medio ambiente, productos ecológicos.

Ecovalia ha superado los 15.000 socios con una clara disposición de socios nacionales, aunque últimamente hemos visto incrementado el número de socios internacionales. La petición de acciones de colaboración con nuestras asociaciones amigas, tanto en Portugal como en Italia, nos está llevando a una alianza mediterránea en el marco de lo que significa la producción ecológica del Sur de Europa en climas mediterráneos.

Según datos estadísticos del Ministerio, España ha aumentado un 96% su consumo ecológico en los últimos años. En este sentido, nos podemos sentir satisfechos del empuje que ha liderado Ecovalia. Asimismo, tenemos que destacar el esfuerzo que hemos realizado en demostrar, con el estudio realizado por la Cátedra de Producción Ecológica, presentado el pasado mes de octubre, que las producciones ecológicas son el único sistema de producción agrario reglado que mitiga el cambio climático.

P.- En el proceso de negociación de la reforma PAC, ¿cuáles son las necesidades particulares de la producción ecológica?

R.- La producción ecológica necesita un reconocimiento como productor de bienes públicos y eso es algo que debe estar reflejado más allá de la productividad de sus agricultores. Además de ello, garantiza no solo un abastecimiento, sino también una sostenibilidad en el tiempo de tierras cultivables, de ecosistemas, de material de reproducción vegetativa, semillas… Es decir, garantías de futuro de producción para satisfacer una demanda de las generaciones futuras, por ello, creemos que al igual que otras producciones como el algodón, esta debe de tener su sitio en el pilar I.

P.- ¿Qué papel puede jugar la producción ecológica en la lucha contra el cambio climático?

R.- Ecovalia ha trabajado de manera incansable, a través de su Cátedra universitaria y de los científicos que la componen, para avalar lo que ya sabíamos: que las producciones ecológicas mitigan y favorecen la lucha contra el cambio climático. Y lo hacen no sólo en superficies cultivadas, sino también en resultado de kilos de productos. Por ejemplo, un litro de aceite ecológico mitiga el cambio climático de mi coche en ir un mes al trabajo. Estamos hablando de que el sumidero que suponen las producciones ecológicas y ese 10% de superficie de superficie agraria útil es algo que tenemos que poner en valor en la lucha contra el cambio climático. Es algo que tenemos que valorar, proteger y potenciar.

P.- A dos años de que el nuevo reglamento comunitario de producción ecológica comience a aplicarse, ¿qué efectos prevén que tenga en España y cómo se está preparando el sector?

R.- Las negociaciones de este nuevo reglamento han dejado en evidencia la existencia de dos Europas en producción ecológica: Norte y Sur, o productores y consumidores; por ello creemos que España no debe abordar la situación que ha traído el reglamento 848, de 2018. Creemos que Ecovalia tiene montar un plan estratégico para decidir qué tiene que hacer todo el sector de la producción ecológica a nivel nacional, coordinado con las comunidades autónomas, cosa que ahora mismo entendemos que es claramente deficiente. Tenemos un problema de importación de países terceros, que no se está abordando. Pido que se dote al Estado español de recursos necesarios para defender los intereses de España y de los productores ante la Comisión europea, de cara a que no nos encontremos en enero de 2021 un reglamento que sea prejudicial para las producciones ecológicas del Sur de Europa, en general, y, en especial, de las españolas. Tenemos que tener una armonización de criterios en el territorio español y tenemos que saber elevarlos al territorio europeo.

P.- ¿Qué peso internacional tiene en estos momentos Ecovalia y cuáles son sus objetivos en esta materia?

R.- Ecovalia, pese a ser la entidad referente en España, tiene mucho camino que recorrer tanto a nivel europeo, donde ya está establecida y reconocida como el interlocutor válido de las producciones ecológicas en España, como también en su desarrollo natural que es en América latina. El trabajo del equipo internacional de Ecovalia está enfocado en incrementar, estrechar y facilitar los lazos como puente de unión entre América y Europa, a través de la Península Ibérica. Para ello, un papel muy importante es que el que juegan países amigos, asociaciones amigas como Portugal e Italia.

P.- ¿Qué expectativas tienen con la Organic Food Iberia que se celebrará en Madrid en junio? ¿qué acogida está teniendo entre los operadores del sector?

R.- Una de las peticiones que demandaba Ecovalia es que no teníamos una feria profesional de referencia que diera cabida a la realidad biodiversa del sector ecológico, que son los pequeños, medianos y grandes productores. La Organic Food de Iberia que, además, se pintó en el Plan Estratégico Nacional de Producción Ecológica, es una oportunidad donde productores, elaboradores y distribuidores, de todos los tamaños y de todas las realidades existentes en el panorama español, puedan converger en un espacio único para poder realizar intercambios comerciales o desarrollos de futuro. Esto lo va a facilitar la Organic Food de Iberia. Ecovalia siempre ha apostado, desde el principio, por una feria nacional de referencia en el sector ecológico. Los organizadores se pusieron en contacto con nosotros y, desde entonces, hemos estado apoyándolos, dirigiéndolos y creo que Ecovalia ha hecho un papel destacado en potenciar y apostar por esta feria.

<< volver

Ver canal youtube

Twitter@euroganaderia