Euroganadería
Está viendo:

El sector agroalimentario español, un 10 en la pandemia

Cajamar presenta cada año su informe Observatorio sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo, en el que se analizan las características y rasgos diferenciales del sector frente al resto de países miembros de la UE-28. El sistema de indicadores en el que se apoya este observatorio deja constancia de la enorme importancia que toda la cadena de valor agroalimentaria (desde el sector primario, la industria de la transformación y la posterior distribución de los productos agroalimentarios) tiene como fuente de generación de riqueza, ya que aporta el 9,1 % del VAB y el 11,9 % del empleo total en España. Además, el sector agroalimentario español destaca en el contexto europeo por su elevada productividad (un 34,2 % superior a la media de la UE-28) y competitividad (30 % superior). Fruto de esa elevada competitividad, los productos agroalimentarios son uno de los principales pilares del sector exterior de la economía española.

A partir de este año, el observatorio internacional se complementa con un nuevo estudio donde el foco se pone en la dimensión regional, mostrando la importancia que el sector agroalimentario tiene en las distintas comunidades autónomas españolas. En el mismo se analizan las características y principales indicadores del sector en cada comunidad autónoma, desde la evolución en el valor añadido y la producción, el empleo, las exportaciones, la productividad y la competitividad, hasta el consumo, el precio de la cesta de la compra o la inversión en I+D.

Crisis COVID-19 en el sector

La crisis de la Covid-19 ha puesto de manifiesto la importancia que ha tenido el sector agroalimentario español y su carácter de sector estratégico para garantizar el abastecimiento de productos alimenticios. Si bien no ha sido inmune a la crisis, el impacto ha sido mucho más reducido en el caso de la industria de los alimentos, aunque no así en la de bebidas.

Algunos datos para el conjunto del sector en España demuestran esa mejor situación durante la crisis. En primer lugar, el sector primario ha tenido un comportamiento global positivo, con una mejora del valor añadido bruto generado del 4,4 %. El índice de la cifra de negocio de la industria de la alimentación ha caído un -2% de enero a noviembre de 2020 respecto a los mismos once meses de 2019, lo que contrasta con una caída del -12,5% en el total de la industria española. No obstante, en el caso de la industria de las bebidas, la caída ha sido más acusada, del -15,5%. Por otro lado, el IPI (índice de producción industrial) en la alimentación ha caído en 2020 un -4,8%, muy por debajo de la caída del -10,3% del total de la industria. No obstante, de nuevo, en la fabricación de bebidas el impacto de la crisis ha sido acusada (-11,6%).

En el caso del comercio, el índice de la cifra de negocio ha aumentado en 2020 un 0,2% en alimentos, frente a una caída del -7,1% en el comercio en su conjunto. Por último, las exportaciones del sector han aumentado en 2020 un 4,4%, frente a una caída del -10,2% en el total de bienes de la economía. Son por tanto cifras que hablan por sí solas y que muestran la resiliencia del sector.

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia