Euroganadería
Está viendo:

O lo tienes claro, o terminas veraneando en casa de la suegra

Ricardo Migueláñez

Hace unos cuantos años, aún no había acabado yo la carrera, escuchaba a Tomás García Azcárate hablar en la sede la Unión Europea en Madrid sobre una reforma de la PAC que se avecinaba. Tenía que ser allá por 1998-1999 y el que intervenía como funcionario de la Comisión Europea dejó allí una frase que me ha quedado marcada y que trato de aplicar siempre que puedo a los negocios y a mi vida personal.

“Como en el mes de mayo no hayas decidido y contratado tus vacaciones, date por fastidiado, las pasarás en casa de tu suegra”. Se sabía ya lo que la Organización Común de Mercado venía pidiendo a los países en temas de políticas agrícolas y él venía a decir que si ya sabíamos lo que nos iban a pedir los organismos internacionales, la Comisión Europea tenía que anticiparse en lo que tenía que pedir en la PAC a los agricultores europeos.

¿Y toda esta explicación para qué? Pues aunque pienso que ya vamos tarde, considero que el sistema agroalimentario: agricultores, ganaderos, pescadores, industria alimentaria y la cadena de distribución están autorizados moral y económicamente para decirle al Presidente del Gobierno qué es lo que necesitan y no esperar a que les impongan algo que además no se pueda cumplir.

Y dirán ustedes, ¿qué tiene que ver lo de las vacaciones y la suegra que decía Tomás aquel año? Pues tiene que ver y mucho, porque creo que si el sistema alimentario no desarrolla un plan para salir de esta, no solo en la fase de desescalada, y se lo pone encima de la mesa al gobierno, el gobierno le va a poner uno muy distinto del que necesita y una vez que esté hecho y publicado a bombo y platillo en los medios de comunicación difícilmente lo van a cambiar, no les quepa la menor duda.

Y digo que están moralmente autorizados porque durante el estado de alerta han seguido trabajando para alimentar al país, pero no solo por eso. El sistema alimentario va a tener que seguir haciéndolo, aguantando las cuentas públicas y generando empleo después, en los próximos años, en los que esperemos que no nos pongan muchas palos en las ruedas para el camino, porque el resto de sectores van a tardar mucho más en reaccionar.

Así que eso. Es el momento de poner a los empresarios sabios a pensar qué necesitan para poder seguir trabajando con tranquilidad y qué apoyo necesitan, para que los presupuestos generales del Estado de los próximos años se orienten a ayudarles para generar economía o nos podemos ver fastidiados a medio plazo por ser el único sector que tira de la economía a corto.

No es el momento de solicitar, es el momento de exigir y para eso hay que hacerlo unidos todos. Agricultores, ganaderos, pescadores, armadores, industria alimentaria, distribución y también la restauración que tan mal lo está pasando, e incluso con las organizaciones de consumidores que quieran, que conozcan el esfuerzo que está haciendo el sistema alimentario para alimentar a la sociedad y lo avalen. Solamente necesitamos que nos ayuden un poco y, sobre todo, que no nos pongan problemas.

<< volver

youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia