Euroganadería
Está viendo:

Cuidar del planeta comiendo carne de conejo

Tierra no hay más que una. Por eso, cuidar nuestro planeta mientras te cuidas con la carne de conejo europea también es Dieta Mediterránea. Esto se logra gracias a una cadena alimentaria que respeta todos sus eslabones. El sistema de producción organizado en torno a la carne de conejo permite que no sólo nuestra salud se beneficie por su consumo, sino que, al hacerlo, estemos ayudando a la sostenibilidad del ecosistema.

En lo más alto de esta cadena se encuentra el consumidor, que ve garantizada la seguridad alimentaria, la nutrición y la salud pública gracias al acceso a alimentos nutritivos, sostenibles y en cantidad suficiente. Para lograrlo, los productores cumplen con rigurosos requisitos que garantizan la sostenibilidad de sus granjas y los transformadores lo garantizan también en sus establecimientos de transformación. La directora gerente de la interprofesional del sector cunícola INTERCUN, Mari Luz de Santos, asegura que “en el sector no sólo se cumplen sobremanera los estándares europeos, sino que día a día se sigue investigando para mejorar la salud y el bienestar tanto de los consumidores como de los propios animales”.

Los resultados se vigilan gracias al Grupo Operativo NATURCUN, un proyecto desarrollado entre la interprofesional INTERCUN y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), que fomenta la producción sostenible de carne de conejo, se compromete a adaptar las granjas al bienestar animal y a mejorar la productividad de las explotaciones.

Entre muchas de las iniciativas realizadas desde NATURCUN para la producción de carne, destaca la investigación que se centró en estudiar la posibilidad de introducir a la hora del sacrificio el aturdimiento de los animales mediante el uso de mezclas de gases inertes que contengan bajas concentraciones de dióxido de carbono. Gracias a aspectos como este, la Interprofesional se ha sumado también a la iniciativa del sello “Compromiso Bienestar Animal”, que avala la realización de buenas prácticas relacionadas con la salud y el bienestar de los conejos, así como la trazabilidad de la producción desde la granja hasta que la carne llega al consumidor.

Al otro lado de esa cadena se encuentran los propios conejos y su relación con el medio ambiente. Gracias a esa mejora del bienestar animal, se ha conseguido mejorar la salud de los animales, la calidad de los alimentos, la reducción de la necesidad de medicación y se contribuye a preservar la diversidad.

Un sistema de producción regido por los estándares europeos

La normativa europea es probablemente la más estricta que existe. La alimentación europea ya se considera una norma mundial para alimentos que son inocuos, abundantes, nutritivos y de alta calidad. Este es el resultado de años durante los cuales la UE ha elaborado políticas encaminadas a proteger la salud humana, animal y vegetal, así como de los esfuerzos de los agricultores, pescadores y acuicultores. Ahora, los alimentos europeos también deberían convertirse en la norma mundial en relación con la sostenibilidad.

En este sentido, la carne de conejo llega al consumidor con todas las garantías de calidad, seguridad alimentaria y bienestar animal que representa su origen europeo y, de hecho, son los numerosos beneficios que implica su consumo habitual el que ha motivado que la Unión Europea haya puesto en marcha programas de recuperación de su presencia en la cesta de la compra en España y Portugal.  

Aunque suene disparatado, no es suficiente con haber creado y mantener este modelo de producción tan completo en diferentes campos. Si no se llega al consumidor, todos estos esfuerzos se quedarían a medio camino. Por eso, para completarlo, desde INTERCUN están decididos a llegar a todos los consumidores. Eso lo pretenden lograr con campañas de publicidad y sobre todo con la creación de nuevos formatos que faciliten a cualquiera -independientemente de sus habilidades culinarias- a introducir la carne de conejo en su dieta.

Nuevos formatos de la carne de conejo que se adaptan a nuestro estilo de vida

En la mayoría de las grandes cadenas de supermercados e hipermercados se han incluido los nuevos formatos que se han convertido en la receta de Europa. Se trata de distintos cortes muy sencillos como los medallones de carne de conejo, los muslos de conejo o el medio conejo troceado. Mari Luz de Santos, directora gerente de INTERCUN explica el motivo de esta elección de estos nuevos formatos: “Queríamos apostar por algo que se adaptara a nuestro estilo de vida. Por suerte o por desgracia en nuestro mundo mandan las prisas, por eso tener a nuestra disposición cortes tan sencillos como los medallones, los muslos de conejo o medio conejo troceado, permiten preparar nuestro menú en muy poco tiempo”.

Con esta sencillez de los formatos se busca completar ese círculo tan complejo, en el que por un lado se mejore la salud de la población a la vez que se cuida del medio ambiente y se vela por el bienestar de los animales.

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia