Euroganadería
Está viendo:

Mejillón gallego, en pleno apogeo

Ángel Marqués Ávila. Periodista

El mejillón es un molusco bivalvo con valvas idénticas, a través de las cuales filtra el agua para alimentarse. Existen dos especies predominantes en Europa, el Mytilus edulis y el Mytilus gallo-provincialis. Esta última es la que alcanza mayor producción en España. La temporada de paro biológico del mejillón es el verano, siendo los meses de septiembre a abril el mejor momento para consumir este molusco tan exquisito, pero según Joaquín Garrido, secretario general del Consello Regulador de la DOP Mexillón de Galicia, “en los momentos de confinamiento, el mejillón fresco padeció una brusca caída por el cierre de hostelería y restauración. En esa fase, los consumidores se orientaron hacía productos menos perecederos (pastas, arroces, legumbres, etc.) y hubo una drástica reducción de la exportación (debido a que los países importadores redujeron la demanda).

A nivel mundial, España, con el liderazgo de Galicia, es uno de los tres primeros países productores de mejillón y primero en la Unión Europea, representando alrededor de la mitad de la producción europea de este molusco, teniendo en cuenta los últimos datos FAO. A mayor abundamiento, España representa también el principal mercado europeo. Con respecto a las conservas de mejillón, nuevamente España lidera su producción en la UE.

Consecuencias covid19

En contraposición a lo que pasó con el mejillón fresco, los productos de mejillón elaborados, transformados, en conserva, congelados… incrementaron su presencia en la cesta de la compra, en consonancia con la demanda antes apuntada hacia alimentos no perecederos.

Esta situación de mercado evidentemente tuvo repercusiones en las actividades en origen. El sector primario ha realizado un sobreesfuerzo en asegurar la cobertura de la demanda de las empresas transformadoras y comercializadoras, compatibilizándolo con la estacionalidad de las actividades de captura de mejilla (cría de mejillón) destinadas a garantizar el abastecimiento futuro de producto. A su vez, las empresas de procesado y comercialización realizaron un esfuerzo suplementario con el objetivo de garantizar el abastecimiento y salvaguardar la salud del personal (distanciamiento social en los puestos de trabajo, extremando las medidas sanitarias, reduciendo el contingente presente en las factorías, ampliando los turnos de trabajo, etc.).

Sobre cómo se presenta el 2021 para el sector, este ejecutivo de la DOP, nos dice que “el futuro estará condicionado por la disposición de las Administraciones en entender el contexto de la anterior reflexión (incluida en la pregunta 5). Por otra parte, respecto al abastecimiento alimentario en general, es previsible que la demanda no tenga afectaciones negativas mayores que otros sectores, de hecho algunos estudios indican un leve crecimiento, al margen de las restricciones de convivencia social y movilidad que puedan darse en el desarrollo de la pandemia.

Excelentes registros

Mexillón de Galicia superó en 2019 todos sus registros anteriores en volumen de producto certificado en puerto. Al cierre del ejercicio, la DOP rozó los 56 millones de kilos, concretamente la cantidad total exacta fue de 55.886.425 kilos, un 3% superior a la alcanzada en 2018. Se consolida así la línea de sólido crecimiento vigente durante los últimos años.

De la cifra total referida, el volumen de mejillón con DOP destinado al mercado de fresco alcanzó los 7.354.168 kilos, una cifra un 19%  menor que la de 2018 (9.073.793 kilos). En cuanto a la transformación, el total certificado se sitúa en 48.532.257 kilos, frente a los 44.968.286 del año precedente (un 8% más).

El censo de empresas y directorio de marcas que operan con el sello de Mexillón de Galicia refleja igualmente cifras en continuo ascenso a lo largo de los últimos ejercicios hasta alcanzar en 2019 las 110 referencias, entre centros de depuración/expedición (18), centros de transformación (36) y directorio de marcas (56). En 2018 esa relación constaba de 89 registros y de 73 en 2017.

Por lo que respecta al censo de bateas certificadas para suministrar mejillón con nuestro sello de calidad. Ya son un total de 2.105, el 62% de las que operan en Galicia.  

Calidad segura

El incremento constante de adhesiones a nuestro registro se explica por la propia razón de ser de la DOP. Mexillón de Galicia aporta un valor añadido ligado a la calidad superior y al origen cien por cien gallego del producto que certifica. Una diferenciación en suma a la que las empresas no están dispuestas a renunciar porque se convierte en un activo muy valioso a la hora de competir en un mercado integrado por consumidores cada vez más informados y exigentes que buscan precisamente esa diferenciación. En ese escenario, nuestro sello confiere una ventaja competitiva muy clara al ofrecer esos valores tan demandados: calidad y origen.

Este apartado es fundamental para Mexillón de Galicia, el referido a los controles (una labor de enorme importancia para garantizar la calidad y el origen cien por cien gallego del mejillón que llega al consumidor), aporta dígitos igualmente muy satisfactorios, ya que durante 2019 se realizaron un total de 13. 214, de los que 6.689 fueron de DOP.

Este sistema de supervisión establecido por Mexillón de Galicia basa su solvencia en que todas las operaciones entre productores y comercializadores son verificadas con independencia y rigurosidad de forma que cada partida de mejillón que se descarga es sometida a un control de calidad. Un trabajo que se complementa con las acciones realizadas por Bureau Veritas, la empresa de certificación externa encargada de realizar auditorías en las empresas y bateas certificadas por la DOP. Un proceso riguroso como no podía ser de otra manera para garantizar la calidad y autenticidad que representa el  sello de este producto gallego.

Con carácter general, el sector goza de un buen reconocimiento por su saber hacer y su buen trabajo a lo largo de los años, nos apunta el Secretario General de ANFACO-CECOPESCA, Juan Vieites, “por lo que el nivel de aceptación del consumidor a la hora de comprar conservas de mejillón es bueno y el producto es reconocido por su excelencia.

Dependiendo del nicho de mercado y segmento al que nos dirijamos, algunas regiones de España son más exigentes que otras en lo que al calibre se refiere. No obstante, esto no implica que los de calibre inferior sean de menor calidad”.

Cambio

Este ejecutivo de la asociación nacional de fabricantes de conservas de pescados, nos comenta que el Covid-19 ha provocado un cambio en el comportamiento de compra general del consumidor derivado de las medidas restrictivas impuestas con el objetivo de controlar la evolución de la pandemia. Me refiero, entre otras medidas, a la declaración del estado de alarma que supuso el confinamiento de la población y al cierre del canal Horeca.

Las características de las conservas de pescado y marisco convierten a este producto en un aliado de los hogares españoles en este periodo de alarma mundial. Muestra de ello son los datos de incremento del volumen de compra de conservas de pescado y marisco en la semana 11 del año (del 9 al 15 de marzo), que finalizó con la declaración del estado de alama desde el 14 de marzo. En esa semana, según los datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación la compra de estos productos experimentó un incremento del 82%, situándose en el top-10 de los principales productos de alimentación adquiridos por los hogares españoles.

Canal retail

El análisis de los datos en semanas posteriores permite establecer que los hogares españoles han ido estabilizando sus compras, gestionando el acopio del producto adquirido durante las primeras semanas del estado de alarma. En la categoría de conservas, tras la gran compra efectuada por los hogares españoles en la semana 11 del año, siguieron unas semanas de estabilización, registrando nuevos incrementos con respecto a las mismas semanas del año anterior a partir de la semana 15 de año.  Cabe destacar que en las últimas semanas de mayo (últimos datos facilitados por el Ministerio) se registran nuevos aumentos en la compra de conservas de pescado por parte de los hogares españoles con respecto a las mismas semana de 2019. Estos incrementos se sitúan por encima de la media del total de la alimentación.

Estos datos se presentan en un entorno en el que la compra se produce principalmente en el canal retail considerando las restricciones del estado de alarma. El canal online se presenta en esta época como una alternativa para la compra. Hay que tener en cuenta para valorar el patrón de consumo en este periodo del estado de alarma las restricciones en el canal Horeca y la disminución de la compra de productos gourmets en tiendas especializadas.

Las conservas de mejillón son un producto muy asociado al momento aperitivo/vermut, por lo que las restricciones en el canal HORECA han propiciado que el momento vermut se traslada al hogar, lo que ha supuesto la apertura de un nuevo “canal”, el doméstico, para poder disfrutar en casa de un buen aperitivo a base de conservas de mejillón.

Si bien los últimos datos trimestrales en cuanto al consumo en hogares dan lugar a cierto optimismo, debemos ser conscientes de que nos encontramos en tiempos de incertidumbre y las previsiones avanzan caídas del PIB, contracción del consumo y afectación del mercado exterior. La realidad invita a ser cautos y a seguir trabajando de cara a salir reforzados de esta situación que nos está tocando afrontar.

Protagonista la mujer

Un aspecto muy relevante es la importancia que tiene la mujer en el sector. Cabe señalar que el 70% de la mano de obra es femenina. Si España ha sido, y sigue siendo a día de hoy, líder mundial del sector transformador se debe en gran parte a la dedicación de las mujeres, que han intervenido históricamente en los diferentes procesos de transformación de la materia prima del mar para hacer posible su conservación, venta y posterior consumo, y han sido, desde su origen, la base operaria de la industria en nuestro país y especialmente en Galicia, gracias a su trabajo manual y preciso. Esto ha contribuido y sigue contribuyendo en la actualidad a la competitividad del sector.

El origen del sector mejillonero en Galicia, tal y como se conoce en la actualidad, estuvo vinculado a los empresarios conserveros. En la década de los 40, tras el fin de la guerra civil española y por la escasez de sardina para su enlatado, se valoró el cultivo de mejillón con carácter estable gracias a la demanda existente, que marcaba el camino comercial. Este desarrollo conjunto en Galicia terminó por posicionar a España como potencia mejillonera en los años 70, que exportaba y conocía como vender fuera de sus fronteras tal apreciado producto. No podemos olvidar el carácter centenario de muchas de las empresas conservas asentadas en Galicia, que continúan hoy en día aportando empleo y riqueza en la comunidad.

<< volver

youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia