Euroganadería
Está viendo:

Plan Estratégico 'Horizonte Europa' 2021-2024

Ricardo Migueláñez. @Rmiguelanez

La Unión Europea cuenta ya desde mediados de marzo con el Primer Plan Estratégico “Horizonte Europa 2021-2024” de Investigación e Innovación, que dispondrá de 95.000 millones de euros y fija las orientaciones estratégicas hacia las que se destinarán las inversiones públicas en el primer cuatrienio del programa, garantizando que las acciones en materia de I+D+i contribuyan a la ejecución de las prioridades de la UE. Entre ellas, como ya es de sobra conocido, el ir hacia una Europa climáticamente neutra y verde, una Europa adaptada a la era digital y una economía al servicio de las personas.

De entrada, este plan establece cuatro orientaciones estratégicas para las inversiones que vayan a realizarse en Investigación e Innovación en el marco de “Horizonte Europa” durante este periodo. Estas son, a fuer de redundantes: promover una autonomía estratégica abierta, liderando el desarrollo de tecnologías, sectores y cadenas de valor digitales, capacitadores y emergentes que se consideren claves; restaurar los ecosistemas y la biodiversidad de Europea y gestionar los recursos naturales de forma sostenible; convertir a Europea en la primera economía circular, climáticamente neutra y sostenible, basada en la tecnología digital, y crear una sociedad europea más resiliente, inclusiva y democrática.

El plan identifica también las Asociaciones europeas cofinanciadas y co-programadas y las misiones de la UE que deben recibir apoyo a través de “Horizonte Europa”. Entre ellas, las asociaciones que deben cubrir ámbitos considerados esenciales, como la energía, el transporte, la biodiversidad, la salud, la alimentación (Alimentación, bioeconomía, recursos naturales, agricultura y medio ambiente) y la circularidad, complementando las 10 asociaciones europeas institucionalizadas, que la Comisión Europea propuso ya en febrero.

En cuanto a las misiones de la UE, éstas hacen referencia a los retos mundiales que se deben abordar y que afectan a nuestra vida cotidiana, con objetivos ambiciosos e inspiradores pero, a la vez, realizables. Entre estas misiones, en nuestro ámbito de labor informativa destacamos la adaptación al cambio climático, la protección de nuestros océanos, la garantía de la salud del suelo y de los alimentos.

Tras su aprobación, las prioridades establecidas en este Primer Plan Estratégico se aplicarán mediante el programa de trabajo de “Horizonte Europa”, que establece las oportunidades de financiación para actividades de I+D+i, a través de convocatorias temáticas de propuestas y temas. Las primeras propuestas se publicarán ya en esta primavera de 2021 y se presentarán en las Jornadas Europeas de Investigación e Innovación, previstas para los días 23 y 24 de junio.

Este plan estratégico se elaboró después de llevarse a cabo un amplio proceso de diseño, con la participación del Parlamento Europeo, de los Estados miembros, de las partes interesadas y del público en general, habiéndose presentado más de 8.000 contribuciones en las diversas fases del proceso de planificación.

Asociaciones europeas de I+i

Como señalamos y con el protagonismo que han tenido en el anterior programa Horizonte 2020, la nueva programación apoyará las Asociaciones Europeas, en las que la Unión, las autoridades nacionales y/o el sector privado se comprometan conjuntamente a apoyar el desarrollo y la aplicación de un programa de actividades de investigación e innovación.

Al reunir a socios públicos y privados, estas asociaciones ayudan a evitar la duplicación de inversiones y contribuyen a reducir la (extrema) fragmentación del panorama de la investigación y la innovación en la UE.

El objetivo de las asociaciones europeas con la UE y los países asociados, el sector privado, las fundaciones y otras partes interesadas es contribuir a materializar las prioridades de la UE, abordar los complejos desafíos esbozados en Horizonte Europa y fortalecer el Espacio Europeo de Investigación (ERA). Entre los ejemplos, mejorar la preparación y la respuesta ante las enfermedades infecciones, desarrollar aviones eficientes con bajas emisiones de carbono para una aviación limpia, el uso de materias primas biológicas renovables para la generación de energía  o mejorar la salud animal.

El programa Horizonte Europa establece tres tipos de asociaciones: las co-programadas (entre la CE y socios públicos y privados, basadas en memorandos de entendimiento (MoU) y/o acuerdos contractuales); las cofinanciadas, mediante una acción de cofinanciación del programa (involucran a países de la UE con cofinanciadores de investigación y otras autoridades públicas en el núcleo del consorcio), y las institucionalizadas (entre la UE, los Estados miembros y/o la industria en el campo de la I+D+i).

Este último tipo de asociación europea incluye también a las denominadas Comunidades de Conocimiento e Innovación (CCI) del European Institute of Innovation & Technology (EIT), ya presentes en el programa Horizonte 2020, cuyo fin es abordar la escasez de competencias, contando como socios clave a instituciones de educación superior, organizaciones de investigación, empresas y otras partes interesadas.

El pasado 23 de febrero, la CE puso sobre la mesa la creación de 10 nuevas asociaciones europeas institucionalizadas, con la UE, los Estados miembros y la industria entre los posibles participantes, con el doble objetivo de acelerar la transición hacia una Europa ecológica, climáticamente neutra y digital, y hacer que la industria europea sea más resiliente y competitiva. Tendrá una aportación de 10.000 millones de euros, a la que los socios deberán responder con una inversión como mínimo equivalente.

Europa circular de base biológica

Entre las 10 nuevas asociaciones institucionalizadas cabe destacar, de acuerdo con nuestro ámbito profesional más directo de trabajo, la que hace referencia a la “Europa circular de base biológica”, sin menoscabo de las nueve restantes (Global Health EDCTP3, asociación europea para una sanidad innovadora, tecnologías digitales clave, hidrógeno limpio, aviación limpia, ferrocarril de Europa, Single European Sky ATM Research 3 sobre el Cielo Único Europeo, redes y servicios inteligentes y metrología).

La asociación “Europa circular de base biológica” contribuirá significativamente, según la CE, a los objetivos climáticos de 2030, al allanar el camino para la neutralidad climática de aquí a 2050 y aumentar la sostenibilidad y la circularidad de los sistemas de producción y consumo, en consonancia con el Pacto Verde Europeo.

Tratará de desarrollar  y ampliar el suministro y transformación sostenibles de la biomasa en bioproductos y apoyar el despliegue de la innovación de base biológica en el ámbito regional, para lo cual contará con la participación activa de los agentes locales, con el objetivo de revitalizar las regiones rurales, costeras y periféricas.

A su vez, sin entrar en más detalle que nombrarlas, las asociaciones europea candidatas en el área del Clima, la Energía y la Movilidad al primer Plan Estratégico del programa Horizonte Europa eran la Asociación Europea para acelerar la transición de los sistemas agrícolas: laboratorios vivos de agroecología e infraestructuras de investigación; la Asociación Europea para la Sanidad Animal (PAH); la Asociación Europea para la Agricultura de Datos; la Asociación Europea para rescatar la biodiversidad y salvaguardar la vida en la Tierra; la Asociación Europea para una Economía Azul, neutral, sostenible y productiva en el clima; la Asociación Europea para sistemas alimentarios seguros y sostenibles; la Asociación Europea para una Europa Circular basada en productos biológicos, y la Asociación Europea sobre la Seguridad del Agua para el Planeta (Water4All).

Misiones

En relación a las misiones de la UE, éstas son compromisos para resolver algunos de los mayores retos o desafíos con los que se enfrenta nuestro mundo, como la lucha contra el cáncer, la adaptación al cambio climático, la protección de nuestros océanos, la vida en ciudades más verdes y la garantía de la salud del suelo y de los alimentos.

Cada una de ellas, dentro del Programa Horizonte Europea, funcionará con una cartera de acciones (proyectos de I+D+i, medidas políticas o iniciativas legislativas) para lograr un objetivo medible que no podría lograrse a través de acciones individuales.

Por ejemplo, la misión sobre la importancia de la Salud del Suelo y los Alimentos, que son esenciales para la vida en la Tierra, al suministrar los alimentos que cultivamos y con los cuales nos alimentamos, así como otros productos, como piensos, textiles o madera, junto a otra amplia gama de servicios ecosistémicos importantes para el agua limpia, el apoyo a la biodiversidad o para el ciclo de nutrientes y la regulación del clima.

Se considera que el suelo es un sistema altamente dinámico y frágil, así como un recurso finito, pues puede llevar hasta 1.000 años producir 1 centímetro de suelo, enfrentándose en la actualidad a múltiples presiones (producción, de tipo industrial, cambio climático, erosión, aumento del nivel del mar…). Aproximadamente un 33% de nuestro suelo mundial está ya degradado y en la UE está afectando al 25% de las tierras agrícolas.

La misión en el área de la Salud del Suelo y los Alimentos pretende proporcionar una poderosa herramienta para crear conciencia sobre su importancia, interactuar con los ciudadanos, crear conocimientos y desarrollar soluciones para restaurar su salud y su funcionamiento, usando su pleno potencial para mitigar los efectos del cambio climático.

Un consejo de 15 expertos procedentes del mundo de la innovación, la investigación, la formulación de políticas, la sociedad civil, la agricultura, el sector privado y las organizaciones pertinentes relacionadas directamente con este ámbito de actuación elaboró un informe provisional, tras recibir más de 2.500 contribuciones de diciembre de 2019 a septiembre de 2020, en el que ya se planteaban objetivos concretos y un cronograma para llevar a cabo dicha misión. La CE recibió ya las recomendaciones finales del Consejo de misión, en unas Jornadas Europeas de Investigación e Innovación, celebradas entre el 22 y el 24 de septiembre del pasado año.

El objetivo principal es que al menos el 75% de todos los suelos de la UE sean saludables para la producción de alimentos, para las personas, la Naturaleza y el clima, combinando la I+i, la educación y la formación, las inversiones y la demostración de buenas prácticas, utilizando laboratorios “vivos (experimentos e innovación en un laboratorio sobre el terreno) y “proyectos piloto” (lugares en los que se puedan mostrar las buenas prácticas).

Consejo Europeo de Innovación

Aunque solo sea de pasada, señalar que la CE puso en marcha el pasado 18 de marzo el Consejo Europeo de Innovación (CEI), único en el mundo, con un presupuesto de más de 10.000 millones de euros para 2021-2027, y cuyo objetivo es contribuir a convertir las ideas científicas en innovaciones punteras. Combina la investigación sobre tecnologías emergentes con un programa de aceleradores y un fondo de capital específico (Fondo del CEI) de alrededor de 3.000 millones de euros para ampliar las empresas emergentes innovadoras y las pequeñas y medianas empresas (pyme). A la vez, se publicó el primer programa de trabajo anual del CEI, que ofrece oportunidades de financiación por más de 1.500 millones de euros en 2021 y se abrió el plazo de presentación de candidaturas para dos premios: para Mujeres Innovadoras y para la Capital Europea de la Innovación.

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia