Euroganadería
Está viendo:

Plan y dinero para el reto demográfico

Ricardo Migueláñez. @Rmiguelanez

El pasado mes de marzo podría calificarse ya como el mes dedicado a recordar el drama de la despoblación de las zonas rurales y de todas sus consecuencias habidas y por haber. De hecho, la Agrupación de Electores “Teruel Existe” presentó una moción instando al Gobierno de la Nación para que realice los trámites oportunos para que el 31 de marzo, fecha en que este año se celebró el 2º Aniversario de la gran manifestación de la “Revuelta de la España Vaciada” en Madrid, sea declarado “Día Europeo de la Lucha contra la Despoblación”.

Veremos en qué queda la cosa, pero habrán de pasar muchos días, años, lustros e incluso algo más de una década, con sus correspondientes legislaturas, para que se atisbe a ver la realidad de las soluciones planteadas al despoblamiento de muchos territorios de la España interior. Y esto no lo decimos nosotros, sino el secretario general para el Reto Demográfico, Francesc Boya, que sobre este tema entiende bastante por su amplia trayectoria trabajando en la mejora de oportunidades para el mundo rural como síndico de Arán, desde la Asociación Española de Municipios de Montaña o presidiendo la Comisión respectiva en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Fruto de estas preocupaciones, el 16 de marzo la Comisión Delegada del Gobierno para el Reto Demográfico presentó una primera “hoja de ruta” del Plan nacional ante el Reto Demográfico, con 130 medidas, a las que se pretenden destinar nada menos que 10.000 millones de euros entre 2021 y 2023, un 10% del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno.

Estas 130 de medidas son fruto de la colaboración entre los distintos departamentos ministeriales, las comunidades autónomas y la FEMP, teniéndose en cuenta también las aportaciones de los particulares que, a través de la Manifestación de Interés, abierta por el propio Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, presentaron más de 4.200 propuestas, la mayoría de pequeños municipios.

A grandes rasgos, sin entrar en detalles (ver texto íntegro del Plan al final de este texto) las 10 metas, en las que incluyen estas medidas, pretenden dinamizar social, laboral y económicamente la España interior, a través del apoyo financiero y fiscal al emprendimiento, tratando de rejuvenecer estas áreas y  buscando la igualdad de oportunidades, sobre todo para los jóvenes y las mujeres, que son los primeros que abandonan estos núcleos para trabajar en zonas urbanas.

También buscan dar un impulso a la conectividad (desarrollo de la banda ancha y pleno acceso a Internet y a una mayor capacitación digital) de la España rural; desarrollar e innovar en el territorio; fortalecer una administración pública más cercana a las personas (Estatuto básico de los pequeños municipios); reforzar los servicios en estas áreas; potenciar la educación permanente de la población (UNED), impulsar la vertebración y una mayor descentralización del territorio; promoción de la cultura y del turismo interior sostenible; impulsar las políticas sociales de la salud y los cuidados a las personas mayores, etcétera.

En la presentación del Plan, la propia ministra y vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, recordó que en nuestro país existen más de 6.800 municipios, en los que residen 5,7 millones de personas, con una población inferior a los 5.000 habitantes, con una densidad en muchos de ellos inferior a las 12,5 personas por kilómetro cuadrado, lo que les inscribe ya en la zona de riesgo. Señaló también que queda todo un mundo por hacer en unas zonas rurales que en España aportan entre el 20-30% del Producto Interior Bruto (PIB), un porcentaje muy inferior a casi el 40% que aportan vecinos de nuestro entorno en Francia o Reino Unido, o que superan el 50% del PIB en Alemania.

Foro Permanente

Como preludio al 31-M, la Cámara Alta (Senado) celebró un acto, en el que participaron, además de senadores de los distintos grupos políticos y la ministra, diversos representantes de las plataformas Teruel Existe, ¡Soria Ya!, Jóvenes de Castilla y León, así como miembros de la Administración Local y entidades como Fademur y Femembalses, y en el que se presentó el “Estudio de percepción de los avances en la España despoblada desde el 31 de marzo de 2019”, impulsado por la Cátedra de Despoblación y Reto Demográfico de la institución Next Educación, que dirige el experiodista de TVE, Manuel Campo Vidal, con apoyo de la Fundación AXA.

En este estudio, fruto de una encuesta anónima a 200 entidades y personalidades destacadas por su actividad en la recuperación del medio rural, se recoge ya un cambio ligeramente positivo de tendencia, aún muy insuficiente, en la percepción que los territorios más afectados por la despoblación tienen del reto demográfico, revelando una mayor conciencia social hacia las urgencias demográficas de la España interior, en la que se identifica una amplia expectativa generada ante este enorme reto, al que se enfrenta el Gobierno y el resto de las Administraciones públicas competentes, pero también el sector privado y la población que vive en estos amplios territorios.

El estudio de percepción refleja también que aún queda mucho por hacer para revitalizar la España interior, en un momento en el que el mundo rural goza actualmente de mayor reconocimiento y autoestima colectiva.

La propia Teresa Ribera afirmó en este acto que “somos conscientes de las expectativas que se generan en torno a la lucha por la cohesión territorial y contra la despoblación. Se ha acabado el tiempo de los diagnósticos y es el momento de actuar.” En este contexto, la ministra afirmó que convocará en breve el denominado Foro Permanente para el Reto Demográfico, un órgano abierto que dará voz a los actores locales, a las asociaciones del medio rural, a académicos y a expertos, cuyas aportaciones y experiencias sobre el territorio contribuyan a avanzar en cohesión territorial y en la lucha contra la despoblación.

#SigueLatiendo

El 2º aniversario de la “Revuelta de la España Vaciada” se recordó y se hizo oír el pasado 31-M, preludio del Jueves Santo, con el acto simbólico, debido al Covid-19, del tañido al mediodía de un par de campanas en la Carrera de San Jerónimo, frente al Congreso de los Diputados, a la vez que también resonaron en otros muchos pueblos españoles.

Estos actos de protesta y reivindicación, convocados por la Coordinadora de la España Vaciada que agrupa a más de 160 organizaciones (entre ellas Teruel Existe, Soria, Ya!, Jaén Merece Más, SOS Talavera, Cuenca Ahora, la Otra Guadalajara o Extremadura Vaciada), relacionadas con el medio rural de 28 provincias, volvieron a recordar la falta de compromisos políticos reales, que se traduzcan en hechos palpables contra la despoblación (“la antesala a la desertización”).

“Sentimos que aún estamos en la casilla de salida”; “Volvemos, porque no vemos avances significativos”; “Faltan compromisos políticos reales que se traduzcan en hechos palpables”, lamentaron los concentrados, al explicar que sus dos mensajes principales: “Ser pocos, no resta derechos” y “Queremos futuro”, siguen tan vigentes o más que hace dos años.

En el manifiesto que se leyó, tras las campanadas, se decía que, “a pesar de las adversidades que nos ha tocado vivir, en referencia a la pandemia de Covid-19, el latido de la España Vaciada resiste contra viento, marea y olvido, insistiendo en que “no ha lugar a más excusas, no más titubeos, nuestra paciencia se está agotando; las gentes de la España Vaciada decimos basta.” Incluso el propio portavoz en el Congreso de la agrupación de electores “Teruel Existe”, Tomás Guitarte, se hizo la foto ante el edificio de los leones con un ajuar en el que se leía “Mi maleta está llena de promesas incumplidas”, reflejo de la situación actual.

La Coordinadora recordó que “no hemos estados parados (en estos dos años), hemos consolidado y cohesionado esta organización, aportando propuestas para un nuevo modelo de desarrollo en el medio rural”. Y “queremos que nos oigan nuevamente para seguir en la agenda política, pero sobre todo para que se empiecen a aplicar políticas de otra manera, en beneficio de los territorios despoblados y a favor del conjunto nacional.”

¿Salto a la política?

En las últimas semanas se ha avanzado que algunos de los colectivos de provincias despobladas, integrados en la plataforma España Vaciada, podrían estudiar el ejemplo de “Teruel Existe” y dar el salto a la política a través de candidaturas múltiples que se presentarían a las próximas elecciones generales del Estado previstas, si no hay adelanto, para el año 2023, con la intención de acceder directamente al Parlamento.

Este posible salto a la política obedece, paradójicamente, a la desconfianza hacia las políticas llevadas a cabo y hacia los políticos de los partidos de ámbito nacional, una desconfianza que es compartida por la mayor parte de los colectivos que conforman la Revuelta de la España Vaciada.

Por ejemplo, la portavoz de la plataforma ¡Soria Ya!, Vanessa García, confirmó recientemente que las opciones de que concurran a las próximas elecciones generales son muy reales, aunque la decisión aún no la tienen tomada. “Un problema que no está en el Congreso, no existe, y tener un representante en la Cámara Baja es la única forma de que Soria tenga un defensor donde se toman las decisiones”, señaló.

Otras agrupaciones o plataformas, sin embargo, no lo ven tan claro, y prefieren seguir como hasta ahora, fiscalizando e influyendo con sus reivindicaciones en la labor de las políticas públicas desde fuera, desde la calle y desde la sociedad.

El objetivo último de estas plataformas, entren o no finalmente en política, es continuar trabajando para que los cambios estructurales que el medio rural demanda y necesita se hagan patentes a medio y largo plazo, con la intención de combatir la despoblación del medio rural. Ello sin renunciar, mientras tanto, a hacer realidad proyectos piloto, a más corto plazo, que persigan al menos frenar el progresivo deterioro poblacional del medio rural.

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia