Euroganadería
Está viendo:

Qué está pasando con los cereales (IV): la soja

AS

“A partir de agosto, entre los productores de soja de Brasil y Argentina quedaría sin vender un volumen de 78 millones de toneladas”. Esta es la entradilla de Agrovoz al comentar el informe USDA 2015/2016: sobreoferta mundial de soja.

Evidentemente es un volumen enorme que no es previsible que puedan absorber los chinos. Los agricultores que tienen retenida esa mercancía solo esperan un milagro: que se produzcan noticias climatológicas que afecten negativamente a la producción del hemisferio norte, básicamente Estados Unidos.

Y en el complejo mundo de la especulación financiera cabe todo, una media sequía se puede convertir en una sequía completa. Eso sí, cuando pille, ¡oh azar!, a los fondos cubiertos convenientemente, en ese juego de la especulacion.

Pero desde que Glencore se ha retirado parcialmente de los mercados de commodities agrícolas por este tipo de motivos, podríamos pensar que va a volver la sensatez a ese mercado. Su argumento, entre otros, es que no se siente cómoda en ese juego de la economía financiera. Sin embargo, parece que los demás no opinan lo mismo.

Temamos lo peor: los mercados financieros están agazapados esperando su oportunidad.

Algunos grandes agricultores del mundo occidental tienen claro qué hacer con sus plusvalías. Podrían invertir más seriamente en la Agricultura de Precisión (métodos aceptados por todos para mejorar la productividad) o en el movimiento de los mercados a través de la especulación de los fondos operando en la Bolsa de Chicago (CBOT). Están haciendo lo segundo.

Todo esta servido a nivel fundamental de oferta/demanda para que los precios se mantengan bajos. ¿Qué sucederá?  

Hoy, la decisión de compra está basada, como siempre, en la capacidad de anticipación de los acontecimientos futuros. Actualmente, además de los fundamentales hay forma de tener alguna información sobre las coberturas en los distintos productos financieros relacionados con los agrocommodities en la Bolsa de Chicago. De este modo, se puede intentar husmear en los movimientos de los fondos. Pero cuidado, cuanto más sepa usted, más se puede equivocar.

Mi amigo Jaime, un sufrido productor de piensos gallego, siempre me pregunta cómo veo la soja. Y yo le cuento las distintas formas de paliar las “equivocaciones” en la compra. Porque hay una cosa segura: te vas a equivocar más de una vez. Claro, es distinto si estás en el mercado libre o en el integrado. En el mercado libre hay que seguir la media de coberturas y no distanciarte mucho de la competencia. Pero en el integrado te la juegas directamente al precio de la carne, que tú tampoco controlas.

No quiero terminar sin hacer referencia a varios puntos importantes.

En primer lugar, hay que mencionar los productos que cada vez más están sustituyendo a la soja: colza full fat en países del norte de Europa (llevamos casi diez años de ciego retraso), etcétera. la soja responsable, que atiende a la sensibilidad medioambiental cada vez más extendida en Europa, impulsada sobre todo por los holandeses en colaboración con los brasileños; el proyecto ya en marcha desde hace varios años de la 'soja del Danubio' (plan para desarrollar el cultivo en Europa).

Para producir carne se necesita proteína. La mejor forma de conseguirla hasta hoy ha sido el turtó o harina de soja. Pero la soja es un oligopolio.

¿Seremos capaces de encontrar soluciones imaginativas? La soja coyunturalmente barata siempre ha sido un obstáculo para seguir avanzando.

<< volver

22/02/2019

Lanzamos la campaña #QuieroPueblosVivos

Ricardo Migueláñez. @rmiguelanez

Ver canal youtube

Twitter@euroganaderia