Euroganadería
Está viendo:

Los lineales del bienestar animal

Vidal Maté

Respondiendo a una mayor sensibilización de la sociedad sobre la necesidad de que los animales de las granjas hayan disfrutado de una vida en unas adecuadas condiciones de bienestar animal, desde diferentes grupos de la distribución se ha utilizado y se ha reforzado la estrategia de que ofertando ese tipo de productos mejora su imagen ante los consumidores.

Sobre el papel, el bienestar animal, con o sin el sello de organismos certificadores, se entiende como una forma de trato que tiene una buena alimentación, una sanidad controlada, unas adecuadas instalaciones y ya, en el capítulo más subjetivo, que los animales tengan cara de felicidad, sin stress. Lo que defiende cualquier ganadero por su propio interés para la rentabilidad de sus explotaciones.

En función de cada cabaña, esas condiciones de bienestar animal, aunque las mismas cumplan las condiciones mínimas exigidas por las disposiciones comunitarias, van tomando otros valores añadidos como el paso de gallinas ponedoras de jaulas a suelo a gallinas libres, los pollos de gallinero a camperos, la leche de vaca de pastoreo, el vacuno en extensivo y que los cerdos de granja dispongan de espacios suficientes para hacer piernas. Pero la realidad es que nos encontramos ante una estrategia donde, aupada por la gran distribución, se tratan de sumar nuevos conceptos sobre el bienestar animal, la forma de manejo y alimentación de los animales, y no sería inimaginable que en un tiempo pueda aparecer carne o leche en los lineal de la que saque pecho la gran distribución   señalando que, entre sus cualidades diferenciales, se halla el proceder de vacas que han dejado de emitir gases efecto invernadero por un nuevo sistema de alimentación o de genética.

Las actuales necesidades de la demanda de carne se cubren porque existen, sobre todo, unas cabañas ganaderas intensivas, otras semi intensivas y otras, cada día menos, extensivas. Y esa misma condición de cría, engorde o manejo ha hecho posible que haya oferta suficiente a precios asequibles para toda la población de consumidores con unos determinados parámetros de bienestar animal para el manejo de las cabañas. Dar completamente la vuelta del modelo y atender la demanda es algo inviable, pero sí es posible la evolución del sistema hacia ese mayor bienestar de los animales a partir de dos condiciones: que se resquebraje la oferta y que los consumidores puedan pagar los precios de los mayores costes de producción.

Hace unos meses, los grupos de la distribución llevaban a cabo una carrera de imagen para ver quién de los mismos era el primero en eliminar los huevos de jaula. La cadena alemana Lidl se adelantaba suprimiendo los mismos de los lineales en su ofensiva medioambiental y de bienestar animal que suponía dejar de vender huevos de gallinas enjauladas para ofertar solo huevos de suelo de gallinero. A los huevos siguió la leche de pastoreo para mantener su imagen de liderazgo en la ofensiva de bienestar animal y,  finalmente, en las últimas fechas, el grupo se comprometía con el bienestar animal para todas sus carnes y leches con el añadido de que mantenía los mismos precios para unos productos que tienen unos mayores costes en origen. Es el milagro de Lidl con la   inestimable colaboración forzada de los ganaderos por seguir cobrando lo mismo  para un producto diferenciado, pero que no es una política exclusiva de un solo grupo de la distribución. En el caso concreto de los huevos, de pasar de jaula a suelo, al margen de las inversiones necesarias en las instalaciones, el incremento de costes sería del 15%, que puede llegar al 50% si se trata de huevos de gallinas camperas.

En aras del bienestar animal, en los últimos años se han realizado elevadas inversiones en las granjas de porcino y ya no es posible hacer la foto de la cerda atada con un cordel que sacaba siempre a relucir en los medios algún grupo animalista, aunque haya situaciones concretas de deficiencias. En la avicultura de carne se cumple en materia de espacios más allá de las disposiciones comunitarias simplemente por el hecho de que las temperaturas de España son superiores a las de los otros países del norte y nadie quiere que los animales se asfixien por falta de espacio. En avicultura de puesta, las inversiones han sido el pan nuestro de cada día en los últimos años comenzando por la remodelación de las jaula a su eliminación.

Es un punto positivo la existencia de una mayor sensibilidad por el bienestar animal para todas las cabañas. Pero, desde la perspectiva de los ganaderos, hay razones para temer sobre los efectos que ello pueda tener sobre sus intereses una gran distribución volcada con estrategias por la cuota de mercado basadas fundamentalmente en los precios a la baja.

Hasta la fecha, los precios para los productos agrarios en la cadena alimentaria se han fijado a partir del precio de venta que interese al consumidor, a partir del cual se van restando márgenes y costes de logística hasta llegar a lo que recibe el productor. No se va a modificar el sentido de la cadena, partir de un precio sostenible y rentable en origen por las nuevas exigencias de bienestar animal. Con el horizonte de tener que producir con un mayor coste en origen, no va a cambiar ese proceso de formación de los precios que supone la política de proteger más, defender y potenciar el bienestar animal en las granjas. El único que puede quedar aún más desprotegido también en su derecho al bienestar es el ganadero. Y, el consumidor, lejos de la machada de Lidl de señalar vender al mismo precio las carnes o leches de explotaciones con sello de pastoreo y de bienestar animal, debería saber que esos productos diferenciados tienen un mayor coste para el ganadero que también tiene derecho a su sostenibilidad económica. El bienestar animal no puede ser solamente una bandera en la batalla de una gran distribución que llevan años apostando por los bajos precios frente a lo que sucede al otro lado de los Pirineos, solo para mejorar su imagen ante un consumidor cada vez más concienciado sobre el trato a los animales.

<< volver

Ver canal youtube

Twitter@euroganaderia