Euroganadería
Está viendo:

"Y si..."

Vidal Maté

Excepciones aparte, conocer cómo le van las cosas a un agricultor puede determinarse, o al menos tener una aproximación, en función una serie referencias como tipo de explotación, cultivo, maquinaria, vivienda, coche, equipos de bienes de consumo, uso de servicios, etc.

Oficialmente hay dos datos que constituyen a su vez una referencia sobre la salud financiera global de la actividad agraria, de su rentabilidad, siempre con la salvedad de que nos hallamos ante un sector con múltiples agriculturas y tipos de explotaciones, donde las cifras medias no reflejan la realidad de cada una de las actividades.

Por un lado se halla la renta agraria que se situó en 2018 en la cifra record de 30.217 millones de euros, lo que equivalía a una renta media por activo de 35.000 euros consecuencia de un valor record de la Producción Final Agraria superior a los 53.000 millones de euros y también en la parte contraria de unos gastos en medios de producción record superiores a los 23.000 millones de euros.

Por otra parte está el endeudamiento en el sector agrario que experimentó en 2018 un incremento del 5,8% pasando de 19.255 a 20.380 millones de euros, según los elaborados por el Ministerio de Agricultura. Estas cifras suponen seguir la vía de crecimiento iniciada en 2016 y cerca de la cifra record de 2006 que alcanzó los 21.000 millones de euros y equivalen al 67,4% de la renta agraria en el mismo año estimada en 30.217 millones de euros. En el mismo periodo, la tasa de morosidad ha mantenido una línea de recortes pasando del 7,5% hasta un 6,2%, un porcentaje solo ligeramente inferior a la media nacional de todas las actividades productivas que se eleva al 6,8%.

Otro dato a considerar sería que el aumento del endeudamiento en los últimos años coincide con una importante subida de la renta agraria. Según las cifras oficiales, ese incremento fue del 4,3% en el último año, ascendería al 9,3% sobre 2016 y a un 14% si se toma como referencia 2015.

En resumen, según los datos oficiales, en los últimos cinco años aumentó de una manera importante el valor global de la renta agraria, otra cosa es su distribución, hubo más ingresos netos en la actividad en el sector, al margen de que la feria vaya por barrios, el sector agrario se endeudó más, demandó más créditos, se puede entender que mirando al futuro y pagó mejor, con menos préstamos de dudoso cobro.

Acostumbrados a ver fundamentalmente las cosas negras en el sector.. ¿Y si hay indicadores, aunque sean oficiales, que señalan que las cosas no van tan mal? Otra cosa es el medio rural.

Y, ¿cómo sería esa situación si funcionasen los mecanismos para la regulación de los mercados; si hubiera una mayor y mejor organización de la oferta; si hubiera un equilibrio en la cadena; si existiera un control de los precios de los medios de producción y su distribución; si las ayudas llegasen nítidamente a quienes viven de la actividad y no solo a quienes acaparan derechos y a quienes, además viven en el medio rural…? Y, si…

<< volver

Ver canal youtube

Twitter@euroganaderia