Euroganadería
Está viendo:

'Las explotaciones porcinas españolas pueden presumir hoy de estar a la cabeza de Europa'

Ricardo Migueláñez

Ricardo Migueláñez.- Desde su punto de vista, ¿en qué situación se encuentra hoy en día el sector porcino de capa blanca?

Manuel García.- El sector porcino español ha vivido en los últimos años una etapa de expansión: hoy somos el primer sector agroalimentario en España, el segundo productor de la Unión Europea (UE) y cuarto a nivel mundial, representamos un 40% de la producción final agraria y, en términos económicos, solo estamos por detrás de sectores tan importantes como la industria automovilística o la petroquímica.

Los esfuerzos del conjunto del sector, que ha remado en la misma dirección dentro de la Interprofesional, ha permitido alcanzar esta buena situación donde la competitividad, la seguridad alimentaria, la sanidad ganadera y la calidad de nuestras producciones, junto con una decidida apuesta por la conquista de los mercados internacionales han sido los pilares sobre los que se ha asentado la estructura del sector porcino español.

R. M.- La productividad de las explotaciones ganaderas es básica para poder ser competitivos, ¿considera que las explotaciones en España están a la altura de otros países de la UE?

M. G.- Siempre hay un margen para seguir mejorando, pero las explotaciones porcinas españolas pueden presumir hoy de estar a la cabeza europea y, casi me atrevería a decir, del mundo porcino.

Ha sido un camino complejo donde se han realizado importantes inversiones en la sanidad de la cabaña porcina, en la implementación de medidas de bioseguridad y bienestar animal, que sin duda hoy nos posicionan como una industria competitiva en todos los niveles y en todos los mercados internacionales.

Si queremos mantener el ritmo exportador y el equilibrio de la producción tenemos que ser capaces de garantizar la salida al mercado exterior de casi un 40% de la producción total nacional. Para ello hay que producir en condiciones de calidad, sanidad animal y seguridad alimentaria que puedan superar cualquier barrera comercial o sanitaria que impongan países importantes para el porcino español.

España logró adaptar prácticamente el cien por cien de nuestras granjas porcinas a la nueva Directiva de Bienestar Animal antes de que finalizase el periodo establecido en enero de 2013, gracias a la apuesta y al compromiso de todo el sector con una producción ganadera sostenible y respetuosa.

A día de hoy, podemos sacar pecho y mostrar orgullo, ya que en España contamos con explotaciones muy modernas, muy adaptadas al bienestar animal e, incluso, algunas de ellas van más allá de lo que actualmente recoge la legislación.

R. M.- ¿Existe todavía potencial de crecimiento ganadero en España?

M. G.- En lo que se refiere a la cabaña porcina, el crecimiento vendrá dado por el crecimiento de la exportación. En los últimos diez años, el porcino de capa blanca ha incrementado sus exportaciones en más de un 200%, consecuencia de la apuesta del sector por la internacionalización y al encomiable esfuerzo de las empresas para exportar a más de 140 países en todo el mundo.  El valor añadido de estas exportaciones vuelve a nuestro país y al territorio, fijando población, generando empleo e infraestructuras que hacen posible el desarrollo de un gran número de actividades indirectas relacionadas con el este sector ganadero.

R. M.- A nivel de consumo, ¿en qué situación se encuentra el mercado en España?

M. G.- El mercado nacional, afortunadamente, no nos ha dado la espalda y contamos con un consumo de carne de porcino muy aceptable que ha experimentado incrementos superiores al 5% en los últimos tres años hasta llegar a los 45 kilos por habitante y año. Un consumo que tenemos que fidelizar y consolidar apostando por la eliminación de los falsos mitos y por asociar nuestros productos a las carnes blancas y magras, saludables y propias de una dieta equilibrada.

R. M.- Y en la exportación, ¿cree que todavía existe potencial de crecimiento?

M. G.- Sin duda, hay países emergentes, fundamentalmente en el continente asiático, donde el porcino español tiene mucho mercado por conquistar. China tiene un déficit de oferta para atender a su demanda interna de carne de porcino y España está en muy buena posición para seguir alimentado con sus productos el mercado chino. En este país tienen especial interés las ventas de subproductos. Las exportaciones españolas de casquería porcina crecieron el año pasado un 15% y, en cuanto logremos la apertura a nuevos elaborados -hoy solo entra el jamón serrano-, el potencial de crecimiento es increíble.

De la misma manera, el mercado coreano demanda carne de porcino en piezas más nobles y cortes de más valor añadido, y ahí España entra con una calidad inmejorable. También Japón o Filipinas ofrecen interesantes oportunidades para incrementar nuestras ventas. Sin olvidar el mercado europeo, donde aún nos queda recorrido para posicionar nuestros elaborados, que no tienen comparación en el resto de países de nuestro entorno.

R. M.- ¿Qué actividades realiza Interporc para ayudar al sector, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras?

M. G.- Interporc representa a todos los agentes que componen la cadena sectorial desde la granja a la mesa, dando cobijo desde la producción hasta la comercialización, pasando por la industria transformadora con más de doce asociaciones nacionales. Su principal objetivo es afianzar la posición estratégica del sector, tanto desde el punto de vista económico, como social y alimentario a través de iniciativas y acciones en marco de la promoción nacional, de los profesionales de la salud, la promoción internacional, la sanidad animal, la elaboración de estudios e informes sectoriales y la gastronomía y, como pilar esencial, la internacionalización.

También impulsan la innovación y la investigación para la resolución de problemas que afectan al sector, fomentan las exportaciones y ponen en común las preocupaciones sectoriales a lo largo de toda la cadena.

La actividad promocional de Interporc en el mercado exterior durante este primer semestre del año, ha incluido destinos de continuidad (Japón y China) y otros países de interés sectorial, ya sea por la importancia y crecimiento de los volúmenes exportadores en los últimos años (Corea del Sur, Italia, Reino Unido), como por la reciente apertura de mercados (Taiwán y Filipinas). Interporc ha estado presente en las principales ferias y eventos agroalimentarios de estos países: SIAL Shanghai, Foodex Tokio, Food & Hotel Seúl, Madrid Fusión Manila, Eurocarne Verona o IFE Londres, así como en eventos de enorme repercusión como la EXPO de Milán. Asimismo, y dentro del marco de colaboración que Interporc mantiene con el instituto Cervantes, se han celebrado showrooms en las sedes de Tokio y Londres, con asistencia de prensa e importadores. Finalmente, se han celebrado encuentros con prensa, importadores y distribuidores de los países destino, en los que se han podido mostrar las características de nuestros productos, con gran aceptación.

Las acciones se han completado con otras actividades promocionales en estos países y con la organización de misiones inversas de prensa, para visitar instalaciones y centros de producción repartidos por el territorio nacional. En concreto, periodistas coreanos y taiwaneses de medios de amplia difusión en sus países han participado en estas misiones, con el resultado de la publicación de interesantes artículos y reportajes con el cerdo blanco español como protagonista en sus medios.

Para el segundo semestre de 2015 está prevista otra batería de importantes acciones promocionales. El objetivo de esta actividad pasa por consolidar la imagen de nuestros productos en países con un histórico de exportación y presentar las posibilidades y características de la carne de cerdo blanca española y sus productos transformados en países de exportación emergente, para poder competir con éxito con otros países.

No nos hemos olvidado de trabajar el mercado nacional para consolidar y fidelizar la confianza de los consumidores españoles en nuestras producciones, trabajando con el ámbito de la salud para posicionar nuestras carnes blancas en el lugar que les corresponde dentro de la pirámide alimentaria, como una carne magra y saludable, versátil y muy asequible.

<< volver

04/01/2019

2019, las elecciones mandan

Ricardo Migueláñez. @rmiguelanez

Ver canal youtube

Twitter@euroganaderia