Euroganadería
Está viendo:

Remolacha azucarera: gran campaña pese a los obstáculos

JMZ

La última campaña remolachera se ha desarrollado bajo unas condiciones complicadas, al menos en cuanto a factores climatológicos se refiere. Por un lado, la sequía, con uno de los años más secos de las dos últimas décadas, ofrecía baja disponibilidad de agua en los pantanos e imposibilitaba regar con normalidad en muchas zonas de Castilla y León. Además, se produjeron conflictos con la Confederación Hidrográfica del Duero, en relación al uso del agua en determinados sondeos, que frenaron a muchos cultivadores en su deseo de siembra. Asimismo, el otoño fue especialmente caluroso, registrándose temperaturas casi veraniegas durante el mes de octubre.  Este hecho, ha sido especialmente significativo, puesto que la remolacha  durante este mes debería haber incrementado su peso de forma importante y no lo ha hecho y por otro lado, los arranques en este mes han mostrado una calidad industrial baja fruto de esas elevadas temperaturas. De esta forma,  hemos partido de una superficie sembrada en Castilla y León inferior a la esperada inicialmente y los rendimientos agronómicos obtenidos han sido menores al potencial que podíamos pensar a la salida del verano, aun así se ha alcanzado 105,5 t/ha de remolacha normalizada, cifra muy superior a la obtenida en el resto de los países de nuestro entorno.

En definitiva, a pesar de las dificultades comentadas anteriormente, el cultivo ha demostrado que sigue siendo la columna vertebral de los cultivos de regadío de Castilla y León y que los agricultores de la Comunidad siguen siendo líderes en profesionalidad. Por hacer balance en lo que nos toca a Acor, este primer año sin cuotas nos deja un balance muy positivo ya que hemos pasado de las 7.500 has sembradas en la campaña 2016-17 a las 10.158 de la 2017-18, lo que nos ha permitido producir 149.000 toneladas de azúcar, frente a las 113.000 en la anterior, lo que nos lleva a un crecimiento de más del 30%. De hecho, se habrían alcanzado las 11.000 hectáreas, si hubiera habido agua suficiente.

Por tanto, los socios están demostrando una vez más su compromiso con su Cooperativa y podemos asegurar que estamos en la línea de crecimiento y expansión que nos hemos marcado como objetivo y que no es otro que alcanzar una producción próxima a las 180.000 toneladas de azúcar para la campaña 2019/20, lo que significaría unas 12.000 has de remolacha y una duración de campaña de aproximadamente 110 días de campaña, lo que colocaría a la cooperativa en un nivel competitivo similar al de los mejores.

En relación con la campaña de recepción de la remolacha, al ser un año seco, ésta ha avanzado de forma rápida y sin dificultades en el abastecimiento. Gracias a la buena organización de los módulos, en donde se engloba ya más del 70% de la remolacha que recibimos, la recepción se ha desarrollado de forma muy satisfactoria y sin incidencias destacables, manteniendo la fábrica un excelente ritmo de molturación, procesando las 924.412 t recibidas (1.070.002 t normalizadas a 16 grados) en 94 días.

Ahora toca ya pensar en la nueva contratación de remolacha donde esperamos que las nieves y lluvias de la primera quincena de este mes incrementen notablemente las reservas de pantanos y acuíferos y no suframos las penurias de la campaña pasada. De cualquier forma, dado que la remolacha demuestra año tras año que es el soporte fundamental de la explotación, en caso de restricciones de riego, pensamos que los socios reservarán la mayor parte de su agua disponible para asegurar el desarrollo del cultivo de la remolacha hasta su final de ciclo.

<< volver

Ver canal youtube

Twitter@euroganaderia