Euroganadería

COAG pide un Plan de Rescate para el sector apícola ante la quiebra técnica del 50% de las explotaciones

sector apícola

Incertidumbre y pérdidas inasumibles por sequía marcan la campaña apícola 2023. Las previsiones del sector apícola de COAG, con información recabada de las principales CC.AA. productoras, apuntan a una “pésima campaña” que no superará el 15% de una cosecha normal. Se da prácticamente por perdida la cosecha de miel de romero y tomillo y la de azahar se verá reducida a la mitad respecto a la media de los últimos años. “Por delante tenemos la miel de retama y el eucalipto, cuya producción es siempre incierta y poco representativa respecto a la producción total de primavera. Además, la producción de polen también ha sido muy baja”, ha avanzado Pedro Loscertales, responsable del sector apícola de COAG.

Entre los factores que más han incidido se encuentra la grave sequía. El coste en alimentación se ha disparado en primavera debido a la ausencia de floración y se ha agravado la presencia de abejarucos en los colmenares. También existe incertidumbre en relación a los enjambres. Es posible que muchos no salgan adelante y, los que lo consigan, lo harán a costa de una importante inversión en alimentación de las abejas (coste de 18 euros/ colmena).

En este contexto, las ayudas para el sector apícola que recoge el Real Decreto de Sequía aprobado por el Gobierno la semana pasada resultan absolutamente insuficientes. “Se reparte miseria; 800 euros para un apicultor con la que está cayendo es casi insultante. Sólo el coste de alimentación suplementaria de las abejas supone entre 8.000 y 10.000 euros al mes en una explotación media (400 colmenas)“, ha subrayado Pedro Loscertales.

Además, desde COAG ya manifestamos nuestra disconformidad con la propuesta del Ministerio de Agricultura ya que la ayuda debería incluir a todas las explotaciones profesionales (independientemente de que sean estantes o trashumantes). “Insistimos en que es importante que la ayuda pueda llegar a todos los profesionales (y no sólo a los trashumantes). El sector lleva demandando ayudas directas desde julio de 2022 y está atravesando una situación excepcional y requiere de medidas excepcionales. Los 5 millones son un parche de cara a la galería. Conviene no olvidar que el sector está compitiendo en el mercado con importaciones fraudulentas que entra a precios por debajo de costes de producción en el mercado europeo”, ha apuntado Loscertales.

Ante estas circunstancias, una parte creciente de los apicultores se están viendo obligado a dejar la actividad y buscar alternativas laborales entre otros sectores como la construcción o la hostelería. “Tres campaña consecutivas sin apenas producción y con precios por debajo de costes hacen insostenible la situación. Hay quiebra técnica en más del 50% de los colmenares de nuestro país, desgraciadamente por cuestiones que no dependen de nosotros como es el clima. Necesitamos un ambicioso Plan de Rescate para el sector apícola español”, ha afirmado el responsable del sector apícola de COAG.

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia