Euroganadería
Está viendo:

Clara Aguilera acoge con satisfacción el acuerdo final para incluir el porcentaje y el origen en el etiquetado de la miel

Miel

El Pleno del Parlamento Europeo ha aprobado por 603 votos a favor, 9 en contra y 10 abstenciones, el acuerdo provisional con el Consejo para actualizar las reglas sobre la composición, nombre, etiquetado y presentación de determinados productos alimenticios. Conocido como “Directivas desayuno”, el texto modifica distintas directivas relacionadas con las normas de comercialización y etiquetado de la miel, zumos de frutas y mermeladas.

La propuesta tiene, entre sus objetivos,  mejorar el etiquetado de origen de la miel para garantizar que pueda circular libremente dentro del mercado interior y, al mismo tiempo, proporcionar a los consumidores información completa sobre su origen. “En el etiquetado de la miel, ha sido la enmienda promovida por los diputados del Grupo Socialista la que ha conseguido la mayoría”, ha destacado Clara Aguilera, miembro de la Comisión de Agricultura en la Eurocámara.

El texto obliga a mencionar en la etiqueta el país de origen en que la miel haya sido recolectada, indicándolo en la etiqueta de la parte frontal del envase. “Si la miel consiste en una mezcla de mieles recolectadas en varios países, la lista de los países de origen figurará en la etiqueta de la parte frontal del envase por orden decreciente de cantidad, indicando los porcentajes exactos de mezcla, con una tolerancia del 5 %”, matiza la eurodiputada. Las demandas del sector se han visto reflejadas en el mandato de la Eurocámara, que respalda también la creación de un laboratorio de referencia de la Unión para la miel a fin de mejorar los controles y detectar la adulteración de la miel mediante análisis sistemáticos, utilizando los métodos más recientes para acreditar la autenticidad y la calidad de la miel.

En el caso de los zumos de frutas, permite la etiqueta "sin azúcar añadido" para distinguirlos de los néctares de frutas, aclarando que los zumos de frutas no pueden contener azúcar añadido. Para satisfacer la creciente demanda de productos bajos en azúcar, los zumos de frutas reformulados pueden etiquetarse como “zumos de frutas reducidos en azúcar”.

En cuanto a las mermeladas, el Consejo y el Parlamento han acordado aumentar el contenido mínimo de fruta en las mermeladas y mermeladas extra (100 g más por kg para las mermeladas y 50 g más por kg para las mermeladas extra),  reduciendo el azúcar añadido requerido para determinados productos, dando a los consumidores una opción más saludable. El texto también obliga a la Comisión Europea a evaluar formas de informar a los consumidores sobre el origen de las frutas utilizadas en zumos y mermeladas en los próximos tres años.

Respecto a la leche, se ha conseguido la autorización para elaborar leche deshidratada sin lactosa.

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia