Euroganadería
Está viendo:

El GPP presenta una Proposición no de ley para ayudar al sector ganadero de lidia

firma euroganadería

El Grupo Popular ha presentado una Proposición no de ley en el Congreso en la que insta al Gobierno a establecer un decálogo de medidas de apoyo al sector ganadero de lidia, para paliar el impacto económico y social ocasionado por la crisis sanitaria del COVID-19.

La iniciativa resalta que el ganado de lidia constituye una raza autóctona cuya producción tiene una gran trascendencia económica y social en nuestro país, al formar parte inherente de la tauromaquia, además de ser un elemento agroalimentario y medioambiental de primer orden. La producción ganadera tiene un destino preferente, obtener un animal apto para la lidia, por lo que se siguen criterios de selección distintos a los criterios de domesticación convencionales que han guiado a otras razas de aptitud carne o leche. La Ley 18/2013, de 12 de noviembre, para la regulación de la Tauromaquia como patrimonio cultural declara que el carácter cultural de la Tauromaquia, constituyendo un sector económico de primera magnitud, con una incidencia tangible en ámbitos diversos, incluidos el turístico, incluye "la crianza y selección del toro de lidia" como parte del patrimonio a conservar.

Según los Datos Censales de la raza Lidia, publicados por el Ministerio, en España existen 895 ganaderías activas en el libro genealógico, distribuidas en 38 provincias, con más de 200.000 cabezas de ganado. Se estima alrededor de 300.000 hectáreas están dedicadas a la producción de ganado de lidia, con amplia implantación en las zonas adehesadas de las dos mesetas, Andalucía y Extremadura, demostrando la importancia de esta ganadería en la estructura del territorial, la fijación de la población y la creación de empleo, especialmente en zonas con problemas de despoblación. Además, la raza bovina de lidia tiene autorización del uso del logotipo 100% raza autóctona.

En la actualidad existen 5 asociaciones que agrupan la práctica totalidad de los ganaderos de la raza, pero, según los datos y criterio del ceso del ministerio, la evolución de la población se encuentra en recesión. La raza se ha conservado gracias a las ganaderías especializadas en la cría de unos animales característicos, que requiere de un manejo especial, grandes extensiones de terreno y un ciclo de producción que varía entre 1 y 5 años que obliga a una planificación previa y grandes inversiones.

La crisis del COVID 19, con el cierre de los festejos taurinos, ha sumido al sector en una crisis. Durante los meses de marzo hasta junio se celebran gran número de fiestas locales que tienen programadas actividades taurinas de prestigio, como la Feria de Abril, las Fallas o San Isidro. Esta situación provoca un stock del total de camada prevista para 2020, más de 10.000 animales sin salida al sector de espectáculos, turismo y ocio.

En el caso de un 2020 sin temporada taurina -marzo a octubre-, la proyección económica de pérdidas para los ganaderos de bravo supera los 35 millones de euros, únicamente calculando corridas de toros a lo que habría que añadir la pérdida que supone añojos, erales y utreros que se quedarán en el campo. En total, los ganaderos de toro de lidia prevén pérdidas de 77 millones.

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia