SYNPTNC
Euroganadería
Está viendo:

La declaración de Dublín: el llamamiento de la ciencia a un debate de la carne

Fuente: Realidad Ganadera

El miércoles 19 de octubre, Teagasc – La Autoridad Irlandesa de Agricultura y Desarrollo Alimentario – organizó un importante evento internacional en Dublín sobre la producción y el consumo de carne.  «El papel social de la carne – Lo que dice la ciencia» fue el tema de la cumbre de dos días. Varios expertos y líderes internacionales se reunieron en la capital irlandesa para discutir la importancia de la carne en la sociedad actual y los diversos debates en torno a la producción y el consumo de carne.

Todos los asistentes a la cumbre con credenciales académicas y científicas fueron invitados a respaldar la base de evidencia presentada al firmar  la «Declaración de Dublín de los científicos sobre el papel social de la carne». Esta declaración tiene como objetivo dar voz a los muchos científicos de todo el mundo que investigan diligentemente, honestamente y con éxito para lograr un enfoque equilibrado para el futuro de la ganadería.

Los sistemas alimentarios actuales se enfrentan a un doble desafío sin precedentes: aumentar la disponibilidad de alimentos de origen animal para ayudar a satisfacer las necesidades nutricionales no satisfechas de aproximadamente tres mil millones de personas en las zonas más desfavorecidas, respetando al mismo tiempo a la biodiversidad, el cambio climático y los flujos de nutrientes, así como la salud y el bienestar animal dentro de un enfoque amplio de Una sola salud.

Por esta razón, los sistemas ganaderos son demasiado valiosos para la sociedad como para convertirse en víctimas de la simplificación, el reduccionismo o el fanatismo, y deben progresar sobre la base de los más altos estándares científicos. Para eso, se les pide a los científicos que proporcionen evidencia fidedigna de los beneficios nutricionales y para la salud, la sostenibilidad ambiental, los valores socioculturales y económicos, y las soluciones para las muchas mejoras que son necesarias. Este es el propósito de la Declaración de Dublín, teniendo en cuenta la importancia del ganado para la salud humana, el medio ambiente y los aspectos socioeconómicos.

Esta importante cumbre alentó el debate sobre temas clave sobre la carne, explorando la ganadería, el papel de la carne en la dieta, la salud y la sociedad, y abordando cómo la ganadería y el consumo de carne desempeñan un papel importante en la economía, la cultura y el medio ambiente. La cumbre también examinó la importancia y la escala de la producción de carne en diferentes países.

Entre los ponentes principales estuvo Alice Stanton del Royal College of Surgeons, Irlanda, quien habló sobre la importancia de la carne roja para nosotros. O el científico español Pablo Manzano, del Centro Vasco para el Cambio Climático, que ha presentado los aspectos ecológicos de la ganadería. Explicó que los sistemas ganaderos bien gestionados que aplican principios agroecológicos podrían convertir grandes cantidades de biomasa no comestible, reciclar los nutrientes de las plantas en la tierra, secuestrar carbono y mejorar la salud del suelo, la biodiversidad y la protección de las cuencas hidrográficas, ofreciendo muchos servicios ecosistémicos.

Otra presentación interesante, entre muchas otras, fue la de Wilhelm Windisch, Profesor de Nutrición Animal, de la Escuela TUM de Ciencias de la Vida, sobre el papel de los pastizales y la circularidad de nutrientes en la ganadería. O el discurso pronunciado por el profesor Frédéric Leroy de la Vrije Universiteit Brussel, hablando sobre la controvertida restricción de la carne a través de la política.

Los animales de granja son insustituibles para mantener un flujo circular de materiales en la ganadería al reciclar grandes cantidades de biomasa no comestible que se genera como subproductos y produciendo a la vez alimentos para la dieta humana.  El ganado está en una posición óptima para convertir estos materiales de nuevo en el ciclo natural y al mismo tiempo producir alimentos de alta calidad. Los rumiantes, en particular, también son capaces de valorizar tierras marginales que no son adecuadas para la producción directa de alimentos humanos.

Dado que la producción de carne a menudo figura entre los mayores contribuyentes  al cambio climático por las emisiones biogénicas  de metano del censo mundial de rumiantes, en la cumbre se constató que dicha evaluación generalista se establece en términos simplistas, haciendo uso de una selección miope de las métricas. Un ejemplo de simplificación excesiva es comparar el efecto de calentamiento de diferentes gases de efecto invernadero. Esto destacó la importancia de abordar la heterogeneidad agrícola en el análisis de sistemas, incluida la evaluación del ciclo de vida (ACV). Para reflejar aún más el nexo entre los alimentos y el medio ambiente, los enfoques nutricionales de ACV representan un paso metodológico hacia adelante, incorporando consideraciones de salud humana.

El subdirector de investigación de Teagasc, Declan Troy, dijo que de forma previa a la Cumbre del Clima de la ONU en noviembre es importante garantizar que las partes interesadas agrícolas, industriales, gubernamentales y educativas tengan la información que necesitan para actuar en el mejor interés de todos: «La mejor información científica disponible con respecto a los impactos de la ganadería y el consumo de carne en la salud individual y de la población, el medio ambiente y los medios de vida deben estar disponibles para los responsables políticos».

Los alimentos derivados del ganado son la fuente más fácilmente disponible de proteínas de alta calidad y proporcionan una variedad de nutrientes esenciales y otros compuestos que promueven la salud, muchos de los cuales aún faltan en las dietas a nivel mundial. El consumo regular de alimentos de origen animal como parte de una dieta bien equilibrada es ventajoso para los seres humanos, especialmente para aquellos con altas necesidades, como niños y adolescentes, mujeres  embarazadas y lactantes, mujeres en edad reproductiva y adultos de edad avanzada.

La tenencia del ganado es también la forma más frecuente de propiedad privada de activos en todo el mundo y constituye la base del capital financiero de las comunidades rurales. En algunas comunidades, el ganado es uno de los pocos activos que las mujeres pueden poseer y es un punto de entrada hacia la igualdad de género. Los avances en las ciencias animales y las tecnologías relacionadas están mejorando el rendimiento del ganado en todas las dimensiones mencionadas anteriormente, como la salud, el medio ambiente y la socioeconomía, más rápido que en cualquier otro momento de la historia.

Las conferencias de los oradores y los hallazgos de las discusiones de la cumbre se convertirán en artículos científicos en una edición revisada por pares de Animal Frontiers, programada para ser publicada en marzo de 2023.

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia