Euroganadería
Está viendo:

El Fondo para el Clima y la Naturaleza de Unilever apuesta por reducir la huella de carbono de las granjas lecheras

El Fondo para el Clima y la Naturaleza de Unilever, dotado con 1.000 millones de euros, ayuda a las marcas Unilever a adoptar medidas significativas y decisivas para hacer frente al cambio climático, proteger la naturaleza y conservar recursos de cara a las futuras generaciones.

Con este objetivo, la marca de helados y yogures de Unilever, Ben & Jerry's, ha puesto en marcha Mootopia, un proyecto piloto que busca reducir su huella de carbono. La marca se está centrando en las granjas lecheras debido a que los ingredientes lácteos representan más del 50% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero que produce Ben & Jerry’s. Mediante el uso de nueva tecnología y prácticas agrícolas regenerativas, Mootopia se enfoca en reducir a la mitad del promedio de la industria las emisiones de gases de efecto invernadero de 15 de los proveedores de granjas lecheras para finales de 2024.

Mootopia combina tres soluciones para mitigar las emisiones de la ganadería lechera. En primer lugar, buscando reducir los eructos de las vacas -una poderosa fuente de metano, un gas de efecto invernadero-, los investigadores de Ben & Jerry's han desarrollado aditivos para piensos, incluidas las algas marinas=. Con esta alimentación, pueden inhibir los microorganismos en una de las cámaras del estómago de la vaca, ayudando a reducir en un 82% los eructos.

En segundo lugar, Mootopia crea digestores de estiércol que ayudan a descomponer el estiércol de las vacas utilizando microorganismos. Actuando como una versión industrial del estómago de una vaca, el digestor calienta el estiércol en un tanque hermético para alentar a las bacterias a descomponerlo. Cuando se realiza el proceso, el metano se destruye, se crea energía renovable y los sólidos sobrantes se utilizan como fertilizante.

En tercer lugar, Mootopia promueve la agricultura regenerativa, cultivando más pasto y otros cultivos forrajeros que ayudan a mantener los suelos agrícolas en óptimas condiciones, lo que permite mejorar el uso de pastizales, reducir los insumos sintéticos, promover la biodiversidad y aumentar el porcentaje de alimentos de cosecha propia en las granjas. De esta manera, los cultivos capturar carbono del aire y lo transmiten al suelo, donde los microbios lo usan para obtener energía y mantenerlo bajo tierra en lugar de liberarlo de nuevo a la atmósfera.

Las 15 granjas participantes en el proyecto Mootopia se dividen entre los miembros de la cooperativa Dairy Farmers of America en los Estados Unidos y CONO Kaasmakers en los Países Bajos.

Unilever anuncia que, una vez probado, hay planes para escalar en toda la cadena de suministro de productos lácteos de la marca las prácticas y las tecnologías empleadas, y, en una segunda fase, también a toda la división láctea de Unilever. Además, las prácticas se harán públicas para compartirlas con el resto de la industria láctea y que esta pueda beneficiarse.

Ana Palencia, directora de Comunicación y Sostenibilidad de Unilever España, señala: “Tenemos el potencial de lograr una reducción significativa de las emisiones en las granjas lecheras y ayudar a combatir los peores efectos del cambio climático. Es una emergencia medioambiental que tiene, además, un enorme impacto en la vida de las personas, tenemos la responsabilidad de hacerle frente, desde Unilever y a través de acciones directas por parte de nuestras marcas”.

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia