Euroganadería

'Diálogo Estratégico' vital sobre el futuro de la agricultura de la UE

Ricardo Migueláñez. @Rmiguelanez

El pasado 25 de enero, como se anticipó en el discurso del Estado de la Unión Europea el pasado 13 de septiembre de 2023, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dio inicio al denominado “Diálogo estratégico sobre el futuro de la Agricultura de la UE”, coincidiendo en el tiempo con las numerosas protestas de agricultores que se han venido produciendo durante estas semanas en Países Bajos, Alemania, Francia o Bélgica, además de en los países europeos del Este cercanos a Ucrania, y que podrían extenderse a otros países con el tiempo (la organización Unión de Uniones ya concretó una tractorada en Madrid ante el MAPA el próximo 21-F y el presidente de ASAJA, Pedro Barato, anunció que habrá manifestaciones similares a las de esos países en breve).

Precisamente, uno de los lemas que más han destacado los medios en las protestas de estos días del campo francés, ha sido la de “Nuestro final será vuestro hambre” (“Notre fin sera votre faim”), muy parecido en contexto y contenido al de la campaña que hemos puesto en marcha en nuestro país, de tono más suave, de “Si yo no produzco, tu no comes” (SYNPTNC).

A nadie se le escapa que estos acontecimientos tienen que algo que ver también, directa o indirectamente, con la celebración de las próximas elecciones al Parlamento Europeo, que se celebrarán del 6 al 9 de junio próximos en el conjunto de la UE-27, y que podrían modificar sustancialmente el actual mapa político de esta institución comunitaria, así como con la renovación del actual equipo de la Comisión Europea, a lo que se suma, además, el cambio en la presidencia del Consejo Europeo, ya que el belga, Charles Michel decidió no continuar cuando expire en noviembre su cargo.

Muchos cambios, por tanto, son los que se producirán en este recién estrenado 2024, que se presenta muy cargado de acontecimientos en el plano comunitario.

Algunos quieren ver, con buena parte de razón, en el inicio de este “Diálogo” una respuesta de la Comisión Europea ante el profundo descontento de los agricultores por la multiplicación de las normativas medioambientales de la actual PAC y de las Estrategias “De la granja a la mesa” y “Biodiversidad 2030” del Pacto Verde Europeo, que les hacen perder volumen de producción y competitividad frente a las importaciones de países terceros, debido al fuerte incremento de costes, que no pueden trasladarse totalmente al precio de venta de sus productos y que provoca una pérdida de rentabilidad de las explotaciones agrarias.

Pero la cuestión quizás vaya mucho más allá y tenga derivadas más profundas, como por ejemplo, la brecha cada vez más profunda y la polarización entre el mundo rural-urbano; el envejecimiento de la población y el insuficiente relevo generacional en el campo, y las serias dudas que existen sobre las garantías del autoabastecimiento y de la seguridad y soberanía alimentarias  de la Unión Europea.

El “Debate estratégico” ahora iniciado contará con un amplio abanico de organizaciones representativas de agricultores, consumidores, ONGs, industria y distribución agroalimentaria, instituciones financieras y académicas, que dialogarán en los próximos meses para culminar con un informe de conclusiones, que deberán presentar y entregar a la Comisión Europea (ya, al próximo equipo, que asumirá sus funciones a finales de 2024) en el próximo mes de septiembre, con el fin de que el mismo sirva para marcar las líneas directrices sobre el futuro de la política agraria de la UE y sus orientaciones en los años siguientes, con la reforma de la PAC, que entraría en vigor a partir de 2028.

En la primera reunión que mantuvo Von der Leyen en la sala del Colegio de Comisarios estuvieron presentes unos 27 representantes de diversas organizaciones, entre ellas del COPA-Cogeca, CEJA (jóvenes agricultores), Vía Campesina, IFOAM (productos ecológicos), FoodDrinkEurope (industria agroalimentaria), Eurogrupo para los Animales, Slow Food, EEB, instituciones financieras, Universidad de Wageningen…etc.).

Aunar agricultura y medioambiente

La presidencia de los debates correrá a cargo de Peter Strohschneider, profesor alemán que presidió ya la denominada Comisión para el Futuro de la Agricultura del Gobierno federal alemán, y el Consejo de la UE y el Parlamento Europeo participarán también en este proceso de diálogo.

En concreto, Strohscheneider afirmó al hilo de su nombramiento que “el diálogo estratégico tiene por objeto aunar la agricultura y la preservación de la Naturaleza para que vayan de la mano. Estoy convencido de que es posible equilibrar razonablemente los aspectos económicos, ecológicos y sociales de todo el sistema alimentario, de forma que se tenga en cuenta la amplia variedad de este ámbito. Espero con gran interés colaborar con todos los participantes en el diálogo estratégico.”

La reflexión o el diálogo durante este tiempo (tras la constitución de este foro, que se espera en el primer semestre de 2024, se prevén encuentros temáticos cada mes o mes y medio) versará, como señaló la presidenta de la CE, en tres puntos básicos: la renta agraria, la sostenibilidad y la innovación. 

Entre las cuestiones relevantes que la presidenta de la Comisión planteó para debatir en el “Diálogo Estratégico”, que presentó a primeros del pasado mes de diciembre pasado en su discurso inaugural de las Jornadas Agroalimentarias de la UE, incluyó las siguientes: ¿cómo ofrecer a nuestros agricultores y a las comunidades rurales en las que viven una mejor perspectiva y, en especial, un nivel de vida más justo?; ¿cómo apoyar la agricultura respetando los límites de nuestro Planeta y su ecosistema?; ¿cómo aprovechar mejor las oportunidades que nos ofrecen el conocimiento y la innovación tecnológica?, y ¿cómo promover un futuro brillante y próspero para el sistema alimentario europeo en un mundo competitivo?

Según Von der Leyen, “ha llegado el momento de forjar un nuevo consenso sobre Alimentación y Agricultura entre los agricultores, las comunidades rurales y todos los demás agentes de la cadena agroalimentaria de la UE. Los agricultores y la industria alimentaria de la UE proporcionan a nuestros ciudadanos alimentos saludables y de alta calidad, y contribuyen de manera fundamental a nuestra economía, en particular en las zonas rurales. También están haciendo un enorme esfuerzo para contribuir a nuestras transiciones ecológica y digital pero, al mismo tiempo, se enfrentan a una amplia gama de retos: el cambio climático, la inflación, la volatilidad de los mercados, etc. Con este diálogo estratégico, estamos creando un foto para ofrecer, en beneficio de todos, una visión clara del futuro.”

La CE ha abierto también un portal online para recoger los comentarios de las organizaciones que no estén invitadas a las reuniones o, al menos, a no todas ellas, con el fin de ampliar lo máximo posible su participación.

Lo ideal es que este debate o diálogo estratégico se hubiese hecho coincidir antes de la aprobación de la PAC 2023-2027 o antes de aprobarse las estrategias del Pacto Verde Europeo que afectan más directamente al sector agrario y al medio rural europeo. Pero la realidad es cambiante y no ha sido así, como tampoco se esperaba entonces ni las consecuencias de la pandemia de Covid en 2020, ni de la guerra de Ucrania desde febrero de 2022.

Probablemente, se ha reaccionado demasiado tarde, pero lamentarse no sirva para nada y habrá que hacer caso al refrán cuando señala que “nunca es tarde si la dicha es buena”, esperándose que los resultados y las conclusiones de este informe sirvan para poner en valor que se merece el sector agrario y al medio rural de la UE.

Debate objetivo y científico

Los agricultores y las cooperativas agrícolas europeas, agrupadas en torno al COPA-Cogeca, demandan que los debates sean informados, basados en información objetiva, pruebas científicas y conocimientos especializados, que se inicien sobre el terreno, con todas las partes participantes interesadas. Este enfoque de partida se considera crucial para esta organización si se quiere lograr un resultado positivo y reconstruir la confianza entre las instituciones y los agricultores.

El COPA-Cogeca recuerda que la agricultura fue considerada crucial durante la pandemia de Covid, estratégica desde la guerra en Ucrania y vulnerable por el impacto del cambio climático. Por eso, añade, “tenemos que darle el peso que se merece en la agenda política de la UE.”

Comparte con la presidenta de la CE, un “sentido de urgencia” sobre la necesidad de encontrar soluciones concretas y operativas para la agricultura, ante los numerosos retos que hay por delante, ya sean los efectos del cambio climático, la competitividad de nuestras explotaciones, la necesidad de unos ingresos dignos, la reducción de la carga administrativa y el relevo generacional, todos los cuales “se agudizarán en los próximos años.”

Este diálogo, advierte el COPA-Cogeca, debe centrarse en la competitividad y en los ingresos de los agricultores, así como en la coherencia de las políticas agrarias de la UE, como lo demuestra ahora la ola de descontento del sector que recorre los principales países productores europeos en las últimas semanas, nutrida por la subida de los costes de producción, las adversidades meteorológicas y climáticas extremas, y la incertidumbre económica y burocrática a la que enfrentan los agricultores y ganaderos.

El Consejo de Ministros de Agricultura de la UE-27 del pasado 23 de enero en Bruselas, debatió ya sobre este “Diálogo Estratégico” y algunos miembros recomendaron varias demandas en las que poner énfasis, como un presupuesto agrícola reforzado; la simplificación de la PAC; el relevo generacional; la necesidad de coherencia entre las diferentes políticas de la UE (agrícola, medioambiental, comercial, sanitaria, económica, social…etc.), y en encontrar el adecuado equilibrio entre la competitividad y la sostenibilidad del sector agrario.

Veremos qué resultados ofrece, hasta donde llega y si toda esta iniciativa comunitaria va más allá de debatir teóricamente sobre el papel, derivando en actuaciones específicas y en acciones concretas para los próximos años. La UE se juega aquí también mucho de su futuro como potencia agroalimentaria mundial, no excesivamente dependiente de las materias primas y de los insumos de países terceros y, en el plano interno, del futuro de su medio rural.

Enlace web: https://commission.europa.eu/strategy-and-policy/priorities-2019-2024/european-green-deal/agriculture-and-green-deal/strategic-dialogue-future-eu-agriculture_en

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia