SYNPTNC
Euroganadería

El aceite del olivar de miel

Javier Domínguez. Olivares de miel

“Para mejorar la cadena trófica del olivar”, ese fue el motivo por el que la almazara Oleum Laguna, de Villaconejos, Madrid, plantó lavanda entre 77 hileras de olivos.

Loa 77 es el primer aceite de olivar de miel comercializado en España, en superintensivo. La gente empezó a apreciarlo y hoy se vende a precio de lujo. Pero quien quiera imitarlo caerá en la cuenta de que necesita 3 ó 4 años para que las aromáticas cojan porte, es más el tiempo de espera que la inversión, si bien es cierto que las aromáticas plantadas durarán 20 ó 25 años.

Además de entre todas las aromáticas la lavanda ejerce un efecto de atracción sobre el público increíble: baste con observar el ejemplo de Brihuega, el ayuntamiento lleva varios años desbordado por la afluencia de público.

Y traducido esto al sector del aceite significa un despegue del oleoturismo en las almazaras, y también el ser el buque insignia que tira del resto de la producción de la esplotación.

¿Pero quién apostaba hace poco más de un lustro por el olivar de miel?

Los fenicios y los romanos se equivocaron separando los arbustos de los olivos, y llevamos 3.000 años pagando ese error, 3.000 años de rutina.

Hace pocas décadas el olivar en seto cambió el modus operandi milenario del olivar, y desde hace poco más de un lustro el olivar de miel ha vuelto a hacerlo.

Los hermanos Martínez Raya, de la Asociación Alvelal, plantaron hace seis años en Gor, Granada, varios tipos de aromáticas entre las calles de su olivar, en tramos de 50 metros calle sí, calle no, para facilitar el laboreo del olivar. La producción de la aceituna no se ha visto resentida por la presencia de las aromáticas.

Y van camino de ser el segundo productor nacional de aceite del olivar de miel. Las analíticas de polifenoles realizadas por el Imidra indican unos valores de polifenoles algo superiores a la media de un virgen extra, pero faltan más estudios por realizar. Ahora los hermanos Martínez Raya, cuyo olivar está dentro de la iniciativa Olivares Vivos, de SEO – Birdlife, están considerando los aspectos relativos a su comercialización.

Para el tercer puesto en esta carrera de fondo están los olivares experimentales del grupo operativo Olivares de miel, en la Comunidad de Madrid, concretamente los situados en Carabaña (Cooperativa Santa Lucía) y Perales de Tajuña (Cooperativa La Peraleña), con algo más de tres años de existencia. A modo de anécdota cabe mencionar que se han creado rutas de oleoturismo espontáneas, por el boca a boca, y el ayuntamiento de Carabaña ha instalado señalética de acceso en colaboración la Fundación Amigos de las Abejas.

Hubo dos olivares que se malograron, uno por la escasa calidad de las tierras, y otro por la tormenta Filomena. Inicialmente el planteamiento fue plantar varios tipos de aromáticas pero no agarraron bien y hoy sólo hay lavanda y lavandín.

Originalmente el diseño del olivar de miel consiste en plantar seis tipos de aromáticas de floración consecutiva para que la abeja libe todo el año. Suele ocurrir, por lo ya descrito y por lo que va a exponer a continuación, que los emprendedores tienden a asegurarse baza con la lavanda, que arrastra multitudes.

Dicho sea de paso, una variedad de aromáticas en el olivar favorece un suelo más rico y complejo y es un reclamo para la biodiversidad.

Si además se tiene en cuenta que los setos de aromáticas a modo de terraza retienen más agua y tierra fértil que un olivar convencional, se entenderá que los olivares de miel son aptos tanto para crear santuarios de fauna (nidificación, alimento, etc, de especies en peligro como la perdiz roja), como para desarrollar programas de caza sostenible.

Hay más pioneros en el desarrollo del olivar de miel, con distintas motivaciones.

Explotaciones García Peralta, en Castilla La Mancha, también han apostado por plantar lavanda en superintensivo para emplearla como la cubierta vegetal del olivar.

Este enfoque es novedoso porque son múltiples las iniciativas que contemplan las herbáceas como cubierta vegetal, pero no es frecuente que sean arbustos los que compongan dicha cubierta. Con todo están en fase de observación, viendo los pros y los contras de esta medida.

Hay dos asociaciones ecologistas, en la Comunidad Valenciana y Málaga, Interpreta Natura y Almijara, respectivamente, que han apostado por el olivar de miel para conseguir diferentes objetivos: regenerar la tierra, expansión de las abejas esto es nuevos hábitats, recuperar olivares abandonados, diversificación de ingresos para los agricultores, oleoturismo, desarrollo local…

El olivar de miel ha llegado a tres millones de personas en los últimos años, es imposible saber quién ha plantado aromáticas entre olivos pero se puede saber quién está publicando en redes sociales. Estas iniciativas irán apareciendo de la noche a la mañana y habrá un mayor intercambio de conocimientos. Baste decir con que en Jaén, según una fuente de la Diputación, el olivar de miel “está de moda”.

Este artículo comenzaba hablando del aceite de olivar de miel. El pionero con la lavanda es Loa 77, pero en el olivar de los hermanos Martínez Raya no sólo hay lavanda, también romero, tomillo, salvia…

Está por ver las propiedades medicinales de estos aceites, sus características organolépticas, etc. Hoy quizás cautiva su aroma, mañana sencillamente puede que sean un aceite medicinal, un tipo de aceite cualitativamente diferente al aceite virgen extra, y nuestra mentalidad respecto al aceite puede cambiar…después de 3.000 años.

Finalmente, comentar que el aceite del olivar de miel es sólo uno de los componentes de una transformación más profunda del olivar que está en camino:

Un archipiélago de encinas en un mar de olivos, en Portugal hay varios ejemplos. En los lindes del olivar, vegetación, por ejemplo los olivares biodinámicos, las iniciativas de Fundación FIRE, etc. En la cumbre de los cerros, arbustos y árboles de diferentes especies según pidan los suelos, baste recordar que los romanos nunca talaban la cumbre de los cerros para evitar la erosión. Y cuando la orografía lo permita, pequeñas acequias de careo con destino a simas que alimenten manantiales, como en Sierra Nevada.

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia