Euroganadería
Está viendo:

El sector porcino demuestra en 2022 su capacidad de resiliencia

Concluye un año intenso para INTERPORC y para el sector porcino en general. Y lo hace con unas cifras de producción que, a falta de los datos definitivos del último trimestre, van a mantenerse en niveles muy similares a los de 2022.

Es decir, con los datos de septiembre, que son los últimos que disponemos, todo apunta a que se volverán a superar los cinco millones de toneladas producidas, y que nos situaremos en torno a los tres millones de toneladas exportadas.

Cifras espectaculares que demuestran que el sector porcino de capa blanca español ha resistido perfectamente el esperado descenso de la demanda en China iniciado a finales de 2021 tras la recuperación de su cabaña ganadera porcina después de la epidemia de Fiebre Porcina Africana.

Las empresas españolas han sabido aprovechar la coyuntura para establecer posiciones sólidas en ese país y, con seguridad, pese a la recuperación de la cabaña, vamos a mantener una cuota muy importante.

A eso hay que unir las altas dosis de adaptación a las circunstancias, demostrada gracias a una adecuada política de diversificación de mercados. Una condición que nos ha llevado a crecer fuertemente en países importantes y muy competitivos como Filipinas, Corea del Sur o Japón y que, todo parece indicar, que nos va a llevar a crecer en valor en nuestras exportaciones y alcanzar los 7.800 millones de euros.

Un dato muy positivo, más aún en un entorno socioeconómico especialmente complejo como el de 2022 en el que, sin duda, ha quedado demostrada la resiliencia del sector porcino.

Porque en este año, no lo olvidemos, hemos tenido que movernos en un entorno de incertidumbre más acentuado que nunca. Ha habido crisis de energía, de materias primas, de inflación, de sequía, de conflictos económicos y comerciales, de riesgos de desabastecimientos, de descenso del consumo, de tensiones por nuevos focos de Fiebre Porcina Africana en Europa, de flecos finales de la pandemia de COVID-19… No ha faltado de nada.

En ese difícil contexto hemos trabajado desde INTERPORC en diferentes líneas de actuación.

Por ejemplo, hemos mantenido nuestra habitual y constante promoción de los productos porcinos españoles en España y en diferentes zonas del mundo como Vietnam, México, Perú… Hablamos de presencia en ferias, de encuentros bilaterales con delegaciones comerciales, de un contacto constante y directo con embajadores, etc. Una intensa labor de representación que busca abrir y consolidar mercados para el sector nacional.

Especial mención merecen este año las numerosas acciones realizadas sobre la Fiebre Porcina Africana. Permanecer libres de esa enfermedad es vital, y por eso colaboramos activamente con el Grupo Operativo PREVPA y hemos realizado campañas informativas, vídeos y jornadas para informar, prevenir y formar al sector en medidas que eviten la llegada de esta enfermedad a nuestro país. Desde ya puedo decir que en 2023 vamos a mantener esta intensidad porque sabemos lo que nos jugamos y es cosa de todos conseguir este objetivo.

También me gustaría poner el foco en los numerosos eventos que hemos organizado o en los que hemos participado, tanto en directo como online. Desde INTERPORC nos tomamos muy en serio la difusión de todo lo que rodea al sector porcino, de transmitir adecuadamente la verdadera realidad del porcino frente a los ataques que recibe de grupos interesados o, simplemente, desinformados, por lo que nos multiplicamos en esa tarea.

En este sentido, hemos organizado nuestro segundo Diálogo de la Cumbre de los Sistemas Alimentarios de la ONU; realizado webinarios sobre los avances del Grupo Operativo REDaPORC en la reducción del uso de antibióticos; participado en seminarios sobre sostenibilidad, gestión de granjas, exportaciones, ganadería, nutrición, consumo… Pero si hay que destacar un acto, ese no puede ser otro que el VII Foro Porcino. Tras el paréntesis de la pandemia, recuperamos de manera presencial esta cita tan señalada para nosotros, lo que supuso toda una muestra de nuestra voluntad de incentivar la unión y el encuentro sectorial.

Son solo pinceladas de lo que fue 2022 para INTERPORC, pero también voy a dar un avance de lo que nos espera. En 2023, en la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca vamos a seguir defendiendo la imagen y reputación del sector trabajando en programas y acciones sobre sostenibilidad económica, social y medioambiental; optimización de la economía circular en el sector; autosuficiencia energética; avances en bioseguridad; impacto climático neutro; digitalización; bienestar animal y desarrollo del sello B+, recientemente presentado, que unifica la imagen en esta materia en las seis interprofesionales ganaderas; reducción de GEIs y de la huella hídrica; seguridad alimentaria; investigación en nutrición, salud y calidad de vida; implantación en el entorno rural y defensa de la llamada España vaciada; soberanía alimentaria y compromiso del sector porcino en garantizar que los consumidores tengan acceso a alimentos de calidad y proximidad…

Como puede comprobarse, son multitud los frentes que tenemos abiertos como principales interlocutores y representantes del sector porcino de capa blanca. Sin duda, será un año intenso para el que deseamos todo lo mejor a todos, y en especial a nuestra gente, los profesionales de toda la cadena del porcino de capa blanca.

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia