Euroganadería
Está viendo:

España: líder en costes de producción en producción porcina en Europa

Robert Hoste, economista especializado en producción porcina. LEI Wageningen UR, Países Bajos

Los costes de producción porcina en Europa varían enormemente. Los más baratos son los de España (1,61 € por kg de peso de sacrificio en caliente) con Dinamarca y Francia a continuación, y los más caros los de Suecia e Italia (véase gráfica). Los países con una producción profesional y competitiva tuvieron costes de producción de 1,60 € a 1,75 € por kg en 2011 (Figura 1). Los productores de fuera de Europa (Brasil, Canadá y EUA) tienen costes de producción de nivel claramente inferior. Se muestran los costes de producción en Brasil, tanto de Mato Grosso (región central) como de Santa Catarina (zona de producción porcina histórica del sudeste brasileño). Los costes más bajos corresponden a Mato Grosso; sin embargo, los costes se incrementan sustancialmente cuando la carne de cerdo se transporta a la costa.

El ahorro de costes en los países más competitivos se relaciona por regla general con la combinación entre una buena productividad de las hembras, una alimentación razonablemente barata y un buen peso de sacrificio. Los costes más elevados se deben, bien a la ineficiencia, bien a las elevadas exigencias de bienestar animal (Suecia), bien a las circunstancias específicas del mercado (Italia).

Este estudio comparativo de costes lo ha llevado a cabo InterPIG. InterPIG es un grupo de economistas especializados en porcino de 15 países, principalmente del oeste europeo. Los costes calculados se refieren al año 2013.

Alimentación eficiente

La alimentación supone el principal factor de coste, con un 60-70% de los costes totales. Los precios de la alimentación han sufrido fuertes aumentos desde 2007. Está previsto que los precios de la alimentación sigan sufriendo mayores incrementos y fluctuaciones, puesto que la evolución del precio de los ingredientes de los piensos (en especial, de los ingredientes que aportan energía) está ligada a la evolución del precio del crudo. El precio de la alimentación de cerdos en los años 2012 y 2013 fue superior en un 70% al de 2006 y aproximadamente un 50% mayor en 2014. Los precios de la alimentación varían entre los diversos países, de 265 € a 360 € por tonelada (precio medio ponderado para toda la alimentación en una granja porcina integrada), lo cual, no obstante, está relacionado en parte con el contenido en energía y proteína del pienso.

No solo es relevante el precio de los piensos, sino también la eficiencia alimentaria. En este sentido, los Países Bajos y Brasil encabezan la lista con un índice de conversión del alimento total (kg de pienso para una granja porcina integrada, dividido por el peso en vivo de los cerdos destinados a sacrificio producidos) de 2,7. Otros países tienen por regla general un IC del alimento total de 2,8 a 3,0. Italia produce cerdos de mucho peso y muestra un IC total de 3,6. En épocas de elevados precios del pienso, esta es sin duda una clara desventaja para los productores.

Rendimiento de las hembras

Dinamarca y los Países Bajos encabezan la lista de productividad de las hembras con unos 28,0 cerdos de sacrificio vendidos por hembra al año. A continuación están Alemania, Bélgica, Francia e Irlanda, con unos 25-26 cerdos vendidos por hembra y año. La mayoría de los demás países europeos y americanos, en cambio, producen al año de 22 a 24 cerdos de sacrificio por hembra.

Las diferencias en el rendimiento de las hembras suponen diferencias en los costes de producción de lechones. En este sentido, España (54 €) y Dinamarca (56 €) ocupan el primer lugar, seguidos de los Países Bajos (59 € por lechón de 30 kg), mientras que Alemania tiene un nivel de costes de 65 € por lechón. He aquí una razón importante para la enorme evolución de las exportaciones de lechones desde Dinamarca y los Países Bajos a Alemania y otros países de la UE. Los países del este y centro de Europa, sobre todo, están reduciendo el número de hembras, pues no pueden competir con los del oeste. Cabe, por tanto, esperar que la principal zona de producción de lechones sea el oeste de la UE, mientras el engorde (así como el sacrificio y las industrias cárnicas) se traslada a los países del este europeo.

Costes fijos

Las necesidades de mano de obra varían de manera considerable según los países, de 6 a 25 horas por tonelada de peso de sacrificio (en una granja integrada). No obstante, en los países con mano de obra cara, la eficiencia de esta es mucho más elevada. Los costes de mano de obra, por tanto, muestran una variación bastante limitada entre los distintos países, por regla general, de unos 13-15 céntimos por kg peso de sacrificio.

Los costes de las instalaciones son diferentes en los diversos países, por regla general, entre 10 (Brasil) y 30 (República Checa) céntimos por kg de peso de sacrificio. España es el país de Europa que tiene los costes de instalaciones más bajos, con unos 16 céntimos. Una construcción bastante sencilla puede suponer pérdidas en el rendimiento de los animales durante las épocas calurosas, pero aún así la posición de los productores españoles en costes es favorable.

La gestión de los costes de producción sigue siendo importante

Dado que aproximadamente el 7% de la producción mundial de porcino se comercia entre distintos continentes, la posición de los costes de producción es de crucial importancia dentro de los continentes (bloques económicos). Las grandes diferencias en costes de producción entre los  países europeos implican diferencias en competitividad. Los costes relativamente altos en un país conducen a una reducción de su producción a largo plazo.

Los costes de producción son solo un factor parcial en la competitividad, aunque sí representan un indicador importante. Los productores que no pueden competir en función de los costes de producción tendrán que buscar la solución en el valor añadido en el momento de la venta. Sin embargo, sigue siendo importante controlar los costes de producción. Con este fin, deben optimizarse aún más tanto la productividad animal como la eficiencia alimentaria y la de la mano de obra.

<< volver

Mercolleida (en nueva ventana)
youtube (en nueva ventana)

Twitter@euroganaderia